noticia principal

                                                                 

Efemérides

54Grado.com : Hoy es martes 23 de abril del 2024. Faltan 252 días para el año 2025. Temperatura: la máxima estará entre 31 °C y 33 °C y la mínima entre 22 °C y 24 °C :.... Efemérides Nacionales: 1655. Se inicia la invasión del territorio nacional encabezada por los piratas ingleses, almirante general Willian Pen y general Roberto Venables. 1844. La Junta Central Gubernativa da cuenta al pueblo de la hazaña lograda por la flotilla nacional y sus tripulantes en un enfrentamiento contra naves haitianas. 1899. Muere en Santo Domingo el poeta, escritor y político Félix María del Monte. 1902. El vicepresidente de la República, general Horacio Vásquez, quien además es representante del gobierno en el Cibao, se alza en armas, desconociendo, a través de un manifiesto, al presidente Juan Isidro Jimenes. 1951. El Poder Ejecutivo instituye el 23 de abril de cada año, como "Día del Libro", para honrar la memoria de don Miguel de Cervantes Saavedra, falleció en Madrid el día anterior a este, en 1616. 1962. Eligen al doctor Juan Isidro Jimenes Grullón presidente del partido Alianza Social Demócrata, constituido en Santiago durante una convención. 1963. Se produce una huelga en la empresa Sociedad Industrial Dominicana, procesadora de aceite de maní, provocando escasez de ese producto en el mercado dominicano. 1965. El general Marcos Rivera Cuesta ordena apresar a los tenientes coroneles Giovanni Gutiérrez Ramírez y Pedro Álvarez Holguín, los mayores Juan Lora Fernández y Eladio Ramírez Sánchez, y el capitán Aníbal Noboa Garnes, por su participación en una conjura contra el Triunvirato. - El Departamento de Estado de Estados Unidos llama a su embajador en Santo Domingo, William Tapley Bennet, para consultarlo sobre la situación política del país. 1966. Las tropas de ocupación de la llamada Fuerza Interamericana de Paz (FIP), traspasan el control de "las zonas críticas" de Ciudad Nueva a tropas de las Fuerzas Armadas regulares dominicanas. 1975. El Secretario General del Partido Revolucionario Dominicano, José Francisco Peña Gómez, demanda del presidente Joaquín Balaguer devolver al pueblo dominicano las cenizas del líder de la revolución de abril de 1965, Francisco Caamaño Deñó y los restos de sus compañeros. 1983. Sale a la luz pública en Santo Domingo, la obra del profesor Juan Bosch "Conferencias y artículos". 1984. Los organismos de seguridad del Estado, ante la amenaza de protestas al día siguiente, apresan varios dirigente de izquierda, entre estos Narciso Isa Conde, Hamlet Hermann, Carlos Ascuasiati, Braulio Torres y Abelardo King. 1999. El infielder Fernando Tatis dispara dos jonrones con las bases llenas en un mismo inning y al mismo pitcher (Chan Ho Park), en el Dodger Stadium en un partido entre los Cardenales y los Esquivadores. 2011. Fallece a la edad de 85 años, el abogado, escritor y Premio Nacional de Literatura Víctor Villegas. 2013. El coronel de la Policía Nacional Julián Suárez Cordero es asesinado de un disparo en el rostro durante protestas escenificadas en el campus de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, acción en la que además resultaron heridos el raso Rafael Batista Pérez, y el civil Juan de Jesús Pérez. 2019. La Procuraduría General de la República defiende las interceptaciones telefónicas que realiza a dirigentes opositores y jueces activos, indicando que todas se hacen "bajo estricto apego a la ley, autorizadas por tribunales competentes". 2020. Aunque los expertos epidemiólogos mundiales planteaban que los menores de edad no serían infectados por el covid-19, el ministerio de Salud Pública informa el fallecimiento de cuatro niños a causa del coronavirus, cuyas edades oscilaban entre los 6 meses y los 14 años. Internacionales: 1014. El rey de Irlanda Brian Boru perece en combate ante los invasores vikingos en la batalla de Clontarf. 1564. Nace William Shakespeare, el más grande dramaturgo de Inglaterra, quien murió también un 23 de abril, en 1616. 1616. Son sepultados los cuerpos de los escritores español Miguel de Cervantes y el hispano-peruano Inca Garcilaso de la Vega fallecen y, según el calendario juliano, el inglés William Shakespeare. 1633. La Liga de Heilbron es formada con la unión de protestantes del sur de Alemania, Suecia y Francia, contra la Liga Católica y los Imperialistas. 1844. Inicia la publicación de los "Anales de la Universidad de Chile", la obra periódica en español más antigua de América. 1891. Los judíos son expulsados de Moscú. 1945. El Ejército Rojo rodea por completo la ciudad de Berlín, Alemania, por lo que el comandante en jefe de las Fuerzas Aéreas alemanas Joseph Goebbels, argumenta que estando el dictador Adolfo Hitler aislado en Berlín, él debe asumir la dirección del país. 1967. Se produce el primer accidente mortal conocido en la carrera espacial, al estrellarse la nave "Soyuz" y morir su piloto Vladimir Komarov. 1985. La Coca Cola cambia su centenaria fórmula, lo que provoca gran disgusto en el público, debido a lo cual sus propietarios se vieron obligados a retornar casi de inmediato a la tradicional. 1985. El Presidente argentino Raúl Alfonsín anuncia en la Plaza de Mayo el inicio de lo que denominó la "economía de guerra". 1990. Namibia es admitida oficialmente como miembro de la ONU. 1995. La mezzosoprano Teresa Berganza ingresa en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, primera mujer que lo hace en los 221 años de existencia de esta institución. 2007. Muere a la edad de 76 años el ex presidente de Rusia Boris Yeltsin, quien marcó una nueva era después del colapso de la URSS y el fin del comunismo. 2012. El presentador hondureño de televisión Noel Valladares y dos personas que le acompañaban son asesinados a tiros en Tegucigalpa por un grupo de desconocidos. 2013. Los inmigrantes de ascendencia chechena, Tamerlan y Dzhokhar Tsarnaev, son señalados como los presuntos autores de los atentados de Boston. El segundo admite que él y su hermano colocaron y detonaron las bombas. 2019. El ex apoderado de la constructora Odebrecht en Perú, Jorge Barata, decodifica en Brasil los alias usados dentro del sistema que controlaba las tramas de corrupción de la empresa en el país andino. - El Senado de Florida aprueba un polémico proyecto de ley que permite a los profesores que lo deseen ir armados en los colegios, aunque deberán previamente recibir el entrenamiento adecuado y superar una evaluación psicológica. 2020. La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirma que el total de contagios en el mundo supera los 2.54 millones, mientras los fallecidos totalizan 175.694, de los cuales 6.600 se produjeron en las últimas 24 horas. 2023. El expresidente peruano Alejandro Toledo (2001-2006) llega a su país extraditado desde Estados Unidos para ser juzgado por el proceso abierto en su contra por presuntos sobornos millonarios de la constructora Odebrecht para adjudicársele la construcción de dos tramos de la carretera Interoceánica sur.

mausan y noticia en vivo

Las Calientes Nacionales

Buscar este blog


             


 

sábado, 2 de marzo de 2019

El temor a equivocarse: casos Trump y Danilo

El analista, si pretende cultivar algún respeto o prestigio en el desempeño de su ejercicio, debe siempre observar dos principios absolutos: el de no incurrir en sesgos analíticos que deriven de sus preferencias personales, y el de construir toda prospección, cuando de eso se trate, en su debido contexto y a partir solo de informaciones factuales y objetivas.

Por lo general, cuando existe un apego del analista a estos dos principios, el resultado de su ejercicio intelectual exhibe una articulación lógica, comprobable y contrastable. Esto, sin embargo, no es garantía de que, aún ciñéndose a estos postulados, el producto final de sus razonamientos prospectivos terminen validados por la realidad de los hechos una vez consumados.
En el ámbito electoral, esto anterior es muy asiduo. No es nada extraño que, analizando datos factuales y depurándolos por tendencias históricas, analistas pronostiquen con un alto grado de probabilidad de ocurrencia, situaciones que nunca terminan sucediendo. De hecho, esto es cada día más frecuente, y las sorpresas electorales que fraguan por doquier así lo demuestran. Esto anterior, genera entre quienes intentan proyectar escenarios futuros un temor a equivocarse, que les aleja del cumplimiento de los dos principios establecidos al inicio de este escrito, y esto así, porque naturalmente, se tiene la idea de que solo el que acierta alcanza la gloria.
Caso Trump
No era necesariamente buen analista, o al menos no uno que practicara su ejercicio fundamentado sobre los hechos, datos factuales y las tendencias históricas, quien otorgara mayor probabilidad de triunfo al hoy presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, que a su contrincante Hillary Clinton. No, porque si bien es cierto que su posibilidad de emerger victorioso siempre gozó de alguna probabilidad de ocurrencia, los datos no avalaban ni sugerían que este, el escenario que terminó siendo, fuese el más probable.
Esa histórica proeza electoral, hoy en día, manifiesta entre analistas secuelas muy apreciables. Cuando se habla sobre escenarios posibles de cara a las elecciones de 2020 de ese país, muchos contestan de manera irreflexiva: “Trump va a ganar de nuevo, a pesar de todo”. Pero, ¿cómo se llega a esa conclusión?; ¿qué dicen los hechos y los datos?
Trump ganó las elecciones de 2016 porque logró alzarse con tres estados que no era, ni racional ni consistente con la historia reciente, atribuirle: Wisconsin, Michigan y Pennsylvania. Sin estos, no hubiese resultado ganancioso, y en una elección que contabilizó más de 126 millones de votos, la victoria fue alcanzada por menos de 80 mil sufragios.
En las elecciones congresuales de medio término celebradas el año pasado, consideradas un referéndum a los primeros dos años de la gestión de un nuevo presidente, los demócratas vencieron a los republicanos de Trump por un  margen de 8.6% en voto popular, recuperando así la cámara baja del congreso; y en los tres estados que le otorgaron la victoria en 2016, y que necesitaría en 2020 para reelegirse, la diferencia a favor de los demócratas fue de 11%. Su base electoral de apoyo se ha mantenido, pero no ha crecido; tras 770 días de mandato es el presidente más impopular desde Dwight Eisenhower, con la única excepción de Jimmy Carter quien, como recordarán, no logró reelegirse; y sus problemas con la justicia y diversos órganos investigativos, crecen a ritmo preocupante.
Los electores demócratas, y antitrump/republicanos, muestran menos propensión a abstenerse en las próximas elecciones, y esto es importante porque sabemos, a ciencia cierta, que Clinton perdió los tres estados mencionados precedentemente justo por la abstención de quienes en 2012 habían votado por el presidente Obama. Y claro, todo esto anterior es sin aún poder tomar en consideración los efectos, en términos de motivación y empatía, que pudiese generar el candidato o candidata a presidente que elija el Partido Demócrata.
¿Sugieren los datos y los hechos que la reelección de Trump sea hoy más probable que improbable? No, pero parece que el temor a equivocarse de nuevo, arriesgándose a predecir una posible derrota, pesa más que la objetividad.
Caso Danilo
En nuestro país se registra un fenómeno similar en torno a la discusión de otra reelección del Presidente Danilo Medina, y  por supuesto, aquí también procede preguntarnos ¿cómo se llega a esa conclusión?; ¿qué dicen los hechos y los datos?
Danilo Medina ha sido un presidente exitoso. Ha gozado, a lo largo de su mandato, de extraordinarios niveles de aceptación y valoración positiva, y su gobierno ha propiciado algunas políticas que han sido acogidas positivamente por una mayoría de la población dominicana. Este juró a su cargo de presidente el 16 de agosto del año 2012, habiendo asegurado decenas de veces que al cabo de cuatro años se marcharía a su casa, pero no solo porque la constitución de aquel momento así lo prescribía, sino porque él era, esencialmente, antirreeleccionista. Esta postura era absolutamente coherente con la mostrada por Medina una década antes, cuando este renunció al gobierno del presidente Leonel Fernández y lo desafió por la candidatura presidencial de 2008, precisamente por su convicción de que la reelección ---en ese momento, permitida por la Constitución--- era un cáncer en la política, y una práctica que promovía inconductas y desviaciones de todo tipo.
Fue por esto que, cuando el presidente Medina decide dar un paso al frente, y en 2015 orquesta y propicia una modificación constitucional con el único propósito de reincorporar la figura de la reelección, y poder presentarse nueva vez como candidato a la presidencia de la República, tantos quedamos estupefactos y confundidos.
Como en aquel entonces fuimos muchos los que erramos en descartar como una posibilidad el curso de acción que finalmente terminaría materializándose, ahora, en una especie de reacción instintiva, son muchos los que opinan y hasta sentencian con total certeza, que el presidente Medina hará lo mismo.
Desde luego que, si solo tomáramos en cuenta la historia reciente para arribar a nuestras conclusiones, diríamos que sí, que lo hará, porque nada predice mejor el comportamiento futuro que el propio comportamiento pasado, pero eso sería ignorar otros muchos factores que tienen que ser ponderados.
Contrario al año 2015, en esta ocasión, una mayoría abrumadora de la población dominicana rechaza otra modificación constitucional para permitir la reelección (un 70%), y esa misma opinión ha sido avalada por prácticamente todos los sectores de algún poder fáctico en la sociedad dominicana. El panorama regional tampoco contribuye, ya que en la actualidad verificamos una serie de gobernantes valiéndose de artimañas variopintas para aferrarse al poder, generando con esto reacciones, condenas y advertencias no solo de Estados Unidos, sino de organismos multilaterales de peso global.
La realidad política dentro y fuera del PLD tampoco es halagüeña para otro intento de reelección. La candidatura de Leonel Fernández luce imbatible a lo interno de esa organización, y a 14 meses de las próximas elecciones, este muestra una intención de voto que lo consolidan en un primer lugar entre el electorado nacional, lo que elimina el clásico argumento, solo válido en un coliseo político tan primitivo como el dominicano, de que “no hay más nadie”.
Aparte de esto anterior, está el riesgo latente de una división, ya no de facto, sino formal en las filas del partido de gobierno, en un momento donde múltiples escenarios electorales, seguramente ya conocidos por la facción de Danilo Medina, sugieren que el expresidente Leonel Fernández podría incluso articular una candidatura presidencial exitosa fuera del PLD.
Pero, algunos argumentarán, que el presidente Medina no ha dicho que no, y eso significa que sí, y que además todo su entorno cercano argumenta claramente sobre la necesidad de que este continúe.  Para entender esto, y aquilatarlo justamente, hace falta comprender nuestra cultura política:  aquí, ningún presidente puede asegurar que no irá a una reelección, aunque la Constitución se lo prohíba, porque entonces “lo dejan solo”. Vaya aberración, pero una en la que incurren todos, para poder mantener a su equipo cohesionado, y al gobierno funcionando adecuadamente. Las declaraciones de funcionarios deben ser entendidas en su contexto, y no atribuírseles más importancia y peso de lo que realmente tienen.
Otros, en cambio, jurarán que el discurso de rendición de cuentas de este 27 de febrero fue reeleccionista, pero estos discursos, todos, por su extensión, su estructura narrativa, y promesas a futuro, podrán siempre ser interpretados como tal. En fin, creo que si se analizan los datos y los hechos objetivamente, arribaremos a la conclusión de que quienes insisten en que la reelección va, lo hacen más por conveniencia propia, y por temor a volver a equivocarse, que porque los acontecimientos así lo estén indicando. El tiempo dirá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Noticias54

                             

Noticias