55

                                                                 

11

54Grado.com - Hoy es viernes 16 de noviembre del 2018. Faltan 46 días para el año 2019. Temperatura: Max: 30 | Min: 22 - Efemérides Nacionales: 1898. Nace en Villa Bisonó la niña Lidia Luisa Balaguer Ricardo, hermana del varias veces presidente del país, Joaquín Balaguer. 1914. El Presidente de la República Ramón Báez, emitió un decreto mediante el cual dispone el cambio de nombre del Instituto Profesional cambiara por el de Universidad de Santo Domingo. 1915. Es fundado en la ciudad de Santiago de los Caballeros el periódico “La Información”, siendo sus fundadores los hermanos Franco y Pedro Manuel Hungría su primer director. 1962. Regresan clandestinamente al país los generales Héctor Bienvenido y José Arismendy Trujillo, hermanos del justiciado dictador Rafael Trujillo. 1999. El pitcher Pedro Martínez gana el Premio Cid Young, ingresando a ese exclusivo grupo de lanzadores de Grandes Ligas 2002. Es inaugurada en el país la XII Cumbre Iberoamericana de Presidentes y Jefes de Gobierno, a la que a última hora decidió no participar el mandatario cubano Fidel Castro. 2012. El director del periódico virtual venezolano Primicias24.com, Carlos Herrera, advierte a la embajadora dominicana en Venezuela, Adonaida Medina, que “personas inescrupulosas, de nacionalidad venezolana, estarían utilizando el Sistema Financiero dominicano para el lavado de dinero”. Efemérides Internacionales: 42 AC. Nace el emperador Tiberio 1621. La Iglesia Católica adopta el primero de enero como comienzo oficial del año. Hasta ese entonces marzo era el primer mes del calendario. 1632. Muere el rey sueco Gustavo Adolfo en la batalla de Lützen. 1776. Tropas británicas toman el Fuerte Washington, en el estado de Nueva York, marcando el inicio de la reocupación británica. 1783. Llega a su fin el control de tropas británicas la ciudad de Nueva York, con la salida del último regimiento, tras siete años de ocupación. 1908. Arturo Toscanini dirige por primera vez la New York Metropolitan Opera. 1920. Finaliza la guerra civil en Rusia. Capitulación de los rusos blancos. 1922. Nace José Saramago, escritor portugués, Premio Nobel de Literatura en 1998. 1933. El Presidente de los Estados Unidos Franklin Delano Roosevelt dispone el inicio de las relaciones diplomáticas con la Unión Soviética. 1945. Se funda en Londres la UNESCO, organismo especializado de las Naciones Unidas. 1974. Se reporta que el radiotelescopio instalado en la ciudad de Arecibo, Puerto Rico, lanza su primer mensaje Interestelar. 1989. En El Salvador son asesinados Ignacio Ellacuría y cinco jesuitas más junto a dos mujeres. 2006. Fallece en California, a la edad de 94 años, de una dolencia cardíaca, el premio Nóbel de Economía Milton Friedman. 2008. El presidente electo de los Estados Unidos, Barack Obama, renuncia a su cargo como senador por el estado de Illinois. 2009. Deja de circular el decano de los diarios gays de Estados Unidos, el semanal The Washington Blade, con una tirada de 34.000 ejemplares. 2011. El exjefe militar de la banda terrorista ETA Francisco Javier García Gaztelu, Txapote es condenado por la Audiencia Nacional española a 60 años de prisión por ordenar el asesinato de un concejal en 2001.

2

                                                                                         

Buscar este blog

domingo, 1 de julio de 2018

Premiarlo porque pasó de curso o castigarlo porque reprobó: ¿un dilema para los padres?

SANTO DOMINGO. Emoción, enojo y frustración son algunas de las situaciones que reflejan los padres cuando sus hijos aprueban o reprueban un grado educativo.
Si se revisan las redes sociales, para esta época de fin de año escolar abundan las publicaciones con palabras de elogios hacia los hijos que pasaron de curso con calificaciones sobresalientes, las cuales acompañan con fotografías del estudiante con pergaminos, placas y trofeos de reconocimientos.
El especialista
El psicólogo clínico, César Castellanos, director del Instituto Dominicano para el Estudio de la Salud Integral y la Psicología Aplicada (IDESIP), afirma que premiar a un niño porque pasó de curso o castigarlo porque reprobó, son respuestas erróneas, ya que quienes lo hacen se concentran en el último eslabón de una larga cadena de eventos, priorizando la importancia del resultado sobre el proceso, y asociando el resultado a la aceptación y el cariño, en lugar de la felicidad de compartir juntos el camino hacia los logros y la corrección afectiva y efectiva durante los pequeños fracasos.
Castellanos sostiene que los logros y los fracasos son el resultado de múltiples antecedentes, consecuencia de una larga cadena de eventos.

"En el contexto escolar, no viene determinado por el premio cuando se ha obtenido el logro esperado o por el castigo cuando no ha obtenido dicho logro. Muy por el contrario, el incremento de las posibilidades de obtención de terminado objetivo, meta, logro, es el haber obtenido consecuencias favorables en cada uno de los eventos antecedentes a dicho estado final", dijo el psicólogo clínico.

Sin embargo, hay padres que ven solo el resultado final que es el aprobar el curso, sin analizar qué tan tormentoso fue el año escolar para su hijo.
Las opiniones sobre el tema están divididas y aquí se les comparten las consideraciones de algunos padres y tutores.
¿Qué piensan los padres?
Unos, como Danigsa opinan que lo importante es que pasen el curso y los premian “con lo que sea”. En caso de que repruebe no lo castiga. Mientras otras madres, como Jahaira, piensan que aprobar una materia o un grado es la responsabilidad del hijo como estudiante y, por tanto, no es motivo para premiarlo.
“Creo positivo premiar a los que pasan como forma de estimular a que sigan así, pero no estoy de acuerdo con castigar a los que no aprueban, pues viendo el premio de los que pasan es suficiente para que ellos mejoren”, opina un padre identificado como Descartes.
“Un poco de compresión y apoyo para los que no pasan puede ser una situación del aprendizaje, que no va al mismo ritmo y de que hay que estar pendientes”, comenta Kattia, madre de dos niños.
Para Laury es importante que los padres recuerden su responsabilidad de estar pendientes del proceso del año escolar de su hijo, ver cómo va, las debilidades a fortalecer, porque los muchachos no aprueban de la noche a la mañana.
Otro padre identificado como Patricio piensa que sí se debe premiar al niño y mantenerle el apoyo y la motivación a los que no pasan, más si no son reincidentes. Manejar la situación juntos para que vea motivación en él o los hermanos que se esfuerzan y si han reprobado en más de una ocasión, además, de la motivación, lo mejor es llevarlos con un especialista del aprendizaje, para que estudie el caso y juntos encontrar una salida a ese problema.
“A los que se esfuerzan hay que mantenerlos premiados, pero comprometerlos a ayudar al hermano”, subraya Patricio.
De su lado, Dahiana, madre de tres estudiantes, cree que se le debe dar reconocimientos pero no premiocosas que dice son distintas y es parte de su responsabilidad. Con el que no pasó o reprobó el curso, opina que los padres deben evaluar en que falló el niño, la escuela y los mismos padres, para buscar una estrategia que le permita al alumno mejorar.
En otro orden, Ivelisse, quien es madre y educadora, dice que es deber y responsabilidad de los niños pasar de curso y ser buenos estudiantes.
Volviendo al experto en la conducta, Castellanos explica que el ser humano, al igual que el resto de los animales mamíferos, construye vínculos afectivos con sus iguales y se organiza en familias, las cuales se convierten en el espacio natural para obtener y ofrecer protección, cuidados, cariño, y frecuentemente tienen consecuencias favorables para infinitos comportamientos que ocurren cotidianamente dentro de ese contexto.
En ese orden, explica que si el objetivo es maximizar las posibilidades de que un niño/niña, quien ha logrado un buen desempeño durante el año escolar y por tanto, pasar de curso, continúe con ese tipo de ejecución el año escolar próximo, entonces generar una consecuencia favorable (premio, en este ejemplo) ante ese logro no es una buena estrategia.
“La mejor estrategia para tales fines, es acompañar los pequeños logros durante el año escolar, generando consecuencias favorables ante cada pequeño logro (felicitaciones, premios, etc).
El tema de premiar o no a los hijos por sacar buenas notas es analizado también por la psicóloga clínica Ruth Esther Poliné, quien favorece que se premie al niño y el galardón dependerá de qué tan importante fue su logro.
Dijo que eso motiva al niño a dar más el año escolar siguiente, si no le reconocen la aprobación del curso con algo material sentirá que su esfuerzo no valió la pena.

Joaquín Balaguer fue una de las figuras políticas y literarias de la República Dominicana

                             

Noticias