55

                                                                 

11

54Grado.com - Hoy es viernes 16 de noviembre del 2018. Faltan 46 días para el año 2019. Temperatura: Max: 30 | Min: 22 - Efemérides Nacionales: 1898. Nace en Villa Bisonó la niña Lidia Luisa Balaguer Ricardo, hermana del varias veces presidente del país, Joaquín Balaguer. 1914. El Presidente de la República Ramón Báez, emitió un decreto mediante el cual dispone el cambio de nombre del Instituto Profesional cambiara por el de Universidad de Santo Domingo. 1915. Es fundado en la ciudad de Santiago de los Caballeros el periódico “La Información”, siendo sus fundadores los hermanos Franco y Pedro Manuel Hungría su primer director. 1962. Regresan clandestinamente al país los generales Héctor Bienvenido y José Arismendy Trujillo, hermanos del justiciado dictador Rafael Trujillo. 1999. El pitcher Pedro Martínez gana el Premio Cid Young, ingresando a ese exclusivo grupo de lanzadores de Grandes Ligas 2002. Es inaugurada en el país la XII Cumbre Iberoamericana de Presidentes y Jefes de Gobierno, a la que a última hora decidió no participar el mandatario cubano Fidel Castro. 2012. El director del periódico virtual venezolano Primicias24.com, Carlos Herrera, advierte a la embajadora dominicana en Venezuela, Adonaida Medina, que “personas inescrupulosas, de nacionalidad venezolana, estarían utilizando el Sistema Financiero dominicano para el lavado de dinero”. Efemérides Internacionales: 42 AC. Nace el emperador Tiberio 1621. La Iglesia Católica adopta el primero de enero como comienzo oficial del año. Hasta ese entonces marzo era el primer mes del calendario. 1632. Muere el rey sueco Gustavo Adolfo en la batalla de Lützen. 1776. Tropas británicas toman el Fuerte Washington, en el estado de Nueva York, marcando el inicio de la reocupación británica. 1783. Llega a su fin el control de tropas británicas la ciudad de Nueva York, con la salida del último regimiento, tras siete años de ocupación. 1908. Arturo Toscanini dirige por primera vez la New York Metropolitan Opera. 1920. Finaliza la guerra civil en Rusia. Capitulación de los rusos blancos. 1922. Nace José Saramago, escritor portugués, Premio Nobel de Literatura en 1998. 1933. El Presidente de los Estados Unidos Franklin Delano Roosevelt dispone el inicio de las relaciones diplomáticas con la Unión Soviética. 1945. Se funda en Londres la UNESCO, organismo especializado de las Naciones Unidas. 1974. Se reporta que el radiotelescopio instalado en la ciudad de Arecibo, Puerto Rico, lanza su primer mensaje Interestelar. 1989. En El Salvador son asesinados Ignacio Ellacuría y cinco jesuitas más junto a dos mujeres. 2006. Fallece en California, a la edad de 94 años, de una dolencia cardíaca, el premio Nóbel de Economía Milton Friedman. 2008. El presidente electo de los Estados Unidos, Barack Obama, renuncia a su cargo como senador por el estado de Illinois. 2009. Deja de circular el decano de los diarios gays de Estados Unidos, el semanal The Washington Blade, con una tirada de 34.000 ejemplares. 2011. El exjefe militar de la banda terrorista ETA Francisco Javier García Gaztelu, Txapote es condenado por la Audiencia Nacional española a 60 años de prisión por ordenar el asesinato de un concejal en 2001.

2

                                                                                         

Buscar este blog

domingo, 1 de julio de 2018

El rojo de la sangre eclipsó los colores de la paz en las calles de Nicaragua

MANAGUA. El azul y blanco de las banderas de Nicaragua, el multicolor de las flores en memoria de los niños asesinados por fuerzas sandinistas y el negro de los crespones en señal de luto por los más de 285 asesinados, se mezclaron con el rojo de la sangre derramada sobre el pavimento de Managua, donde nueve personas resultaron heridas por impactos de bala.

La “Marcha de las Flores”, que movilizó a miles de ciudadanos en la capital, arrancó con las ya habituales consignas en pro de la paz y la justicia para Nicaragua, nación sumida en una fuerte crisis sociopolítica que avanza imparable, acercándose peligrosamente a un país al borde de una guerra civil que se antoja inevitable.
Niños, ancianos, jóvenes de toda condición, estudiantes, madres que perdieron a sus hijos durante las protestas, vástagos que perdieron a sus padres, organizaciones de derechos humanos y ciudadanos en general salieron a las calles a pedir la renuncia inmediata del presidente del país, Daniel Ortega, y de todo el equipo de Gobierno.
Los colores predominaban, la luz de la mañana soleada otorgaba la mejor imagen posible de una Managua sumida en la desesperación, los cánticos de protestas se escuchaban fuertes y enérgicos, las fotos de los caídos devolvían la vida, al menos unos minutos a los que ya no están, todo era normal, hasta que el sonido de las balas convirtió un sueño de paz en la peor de las pesadillas.
Y frente a las balas, palabras. Frases cortas y rotundas, claras. “Seguiremos adelante, continuaremos en la lucha, que se rinda tu madre (a Ortega), nos levantaremos una vez más, nuestra sangre no se derramará en vano, de que se van, se van (a Gobierno)”.
Palabras recuperadas tras varios minutos de silencio ciudadano, tras segundos eternos de temor e incertidumbre, de carreras hacia ninguna parte, hacia ese lugar donde se abriera una puerta y meterse para proteger la vida.
“No tienen piedad”, gritaba una joven madre mientras, con su niño pequeño en brazos, buscaba donde librar a su hijo de una muerte que creyó segura, que temió, que vio muy de cerca, pero que logró esquivar, como lo hacen cada día miles de nicaragüenses, cuyo único objetivo es seguir vivos y seguir clamando paz, justicia y cese a la represión.
Y entre la marabunta, una mujer de unos 60 años llamada Michelle Najlis, poetisa y profesora universitaria, mantenía la calma entre el eco de los disparos, con rostro resignado, sabedora de que allí, cualquier cosa podría ocurrir, pero si eso pasaba, ella dejaría su sangre derramada en las calles de Managua por una “lucha común y nunca perdida”.
Najlis -con ascendencia francesa, rusa y judía, pero nacida en Nicaragua y con corazón latino- explicó a Acan-Efe que lleva “varios días con lágrimas permanentes en los ojos por esto que vive el país”, la nación que le dio “la vida”, en el que parió a sus tres hijos y en el que vinieron al mundo tres de sus cinco nietos.
“Que se vayan él y toda su cohorte lo más pronto posible. Sabemos que nos va a tocar construir otro país, con otros valores, con otra cultura, con otra visión, pero fuerte, un país nuestro, de los nicaragüenses, de todos, no solo de Daniel (Ortega) y Chayo (Rosario Murillo)”, lo vamos a conseguir”, dijo la poetisa.
“Cuando veo a los estudiantes, su lucha incansable, me digo: otra Nicaragua es posible. Y para eso, van a estar aquí con nosotros, también, los 285 que nos faltan, porque les arrebataron su vida, pero nos dejaron su alma y su espíritu luchador que debemos perpetuar”, agregó Najlis.
Y así, ocultos en la alturas, los francotiradores designados por el Gobierno orteguista, sembraron nuevamente el terror sobre Nicaragua y la sangre que dejaron derramada los nueve heridos con los que concluyó una marcha que arrancó pacífica, pero cauta.
Los asistentes sabían que lo que sospechaban desde hace días podría ocurrir. Y ocurrió, pero no los calló, porque siguen y -aseguran- seguirán hasta derrocar al “dictador”, al “tirano”.
Esa actividad, convocada por los organismos Hagamos Democracia, Movimiento por Nicaragua, Movimiento 19 Abril y Movimiento Anticanal, estaba prevista para el sábado pasado, sin embargo, fue suspendida debido a la inseguridad en diferentes puntos del país.
La manifestación de este sábado contó con el acompañamiento de representantes de los organismos internacionales de derechos humanos que se encuentran en Nicaragua para monitorear la crisis, según sus organizadores.
Las protestas contra el Gobierno comenzaron por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, tras once años consecutivos en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.
Por: Sabela Bello

Joaquín Balaguer fue una de las figuras políticas y literarias de la República Dominicana

                             

Noticias