noticia principal

                                           

Efemérides

54Grado.com : Hoy martes 19 de enero del 2021. Faltan 346 días para el año 2022. Temperatura: 29ºC y 31ºC y la mínima entre 20ºC y 22ºC. :.... Efemérides Nacionales: 1822.- Ante la negativa de Simón Bolívar a refrendar su declaratoria de independencia de la parte oriental de la isla, José Núñez de Cáceres arrea la bandera colombiana y la reemplaza por la haitiana, por amenaza de Jean Pierre Boyer. 1863.- El Padre de la Patria, Juan Pablo Duarte, recibe en Caracas la noticia de que los dominicanos se hayan jubilosos de saber su disposición de luchar por la independencia por segunda vez. 1864.- Juan Pablo Duarte autoriza que su secretario Manuel Nemencio Rodríguez, reciba mil pesos del vicepresidente venezolano Antonio Guzmán Blanco, para la causa dominicana. 1881: El Presidente Arturo de Meriño deja instalada en Santiago una escuela normal, bajo la orientación del educador puertorriqueño Eugenio María de Hostos. 1917: El capitán H. S. Knapp, jefe del Gobierno militar norteamericano en Santo Domingo, anuncia la creación de una comisión que estudiará la situación de la educación pública, la que aconsejará medidas para implantar un sistema educativo de más provecho para los intereses del país. 1920.- Es iniciado el levantamiento de datos del Primer Censo Nacional, el que se extiende hasta el 24 de diciembre de 1920, durante la administración del general Thomas Snowden, gobernador de Santo Domingo, tras la ocupación estadounidense de la República Dominicana. 1960.- Agentes del Servicio de Inteligencia Militar SIM arrestan en el hospital “Dr. Salvador B. Gautier” al doctor Manuel Antonio Tejada Florentino, siendo este el último día que se le vio con vida. 1962.- Un contragolpe de Estado repone el Consejo de Estado, esta vez encabezado por el abogado Rafael Filiberto Bonnelly Fondeur. 1993.- El presidente Joaquín Balaguer, dice sonriente haber sido claro en su decisión “de no aceptar una nueva nominación presidencial”, para las elecciones de 1994. Pero lo hizo. 2010.- Fallece a la edad de 67 años, en la Plaza de la Salud, el ex senador perrereista, profesor Pablo Rafael Casimiro Castro. 2016.- En su Carta Pastoral con motivo de celebrarse el día 21 el Día de Nuestra Señora de la Altagracia, la Conferencia del Episcopado Dominicano expresa su preocupación por la inseguridad ciudadana, la criminalidad, el aumento de la desigualdad social y la corrupción administrativa. -Fallece a la edad de 81 años el ingeniero y escritor, Hamlet Hermann, uno de los luchadores que sobrevivió a la guerrilla encabezada por Francisco Alberto Caamaño Deñó en febrero 1973 contra el régimen de Joaquín Balaguer (1966-1978). Internacionales: 1479.- Fernando de Aragón, que desde 1469 estaba casado con Isabel de Castilla, es coronado rey tras la muerte de su padre, Juan II. 1796.- Los alegados restos del almirante Cristóbal Colón son entregados al gobernador de la isla de Cuba, Luis de la Casas, en un acto solemne en el que participaron las autoridades civiles, militares y eclesiásticas. 1806: Gran Bretaña ocupa el Cabo de Buena Esperanza. 1881.- En la guerra chileno-peruana, luego de dos días de combates cerca de Lima, tropas chilenas se apoderan de esa ciudad. 1888.- El Congreso español aprueba la abolición de la esclavitud en Cuba. 1899.- Los supuestos restos de Cristóbal Colón llegan a Sevilla. 1921.- Costa Rica, Guatemala, Honduras y El Salvador firman un pacto de Unión. 1966.- Tras la repentina muerte del primer ministro indio, Lal Bahadur Shastri, ocho días antes, Indira Gandhi asume estas funciones, las que tuvo su pader, Jawaharlal Nehru, tras la independencia de esa nación en 1947. 1977.- En la ciudad de Miami, estado de La Florida (Estados Unidos) nieva por primera vez en la historia. 1984.- En México, Arturo Durazo Moreno, ex director de Policía y Tránsito, es acusado por la Procuraduría General e haber defraudado más de 40.9 millones de pesos en perjuicio de la Secretaría de Hacienda y de otros delitos. Es ordenada su arresto, pero éste se da la fuga. 1993.- La ONU acepta como nuevo miembro del organismo a la República Checa 2006.- los presidentes de Brasil, Argentina y Venezuela deciden constituir el "gasoducto del sur". Este día, 42 soldados eslovacos mueren y uno sobrevive al estrellarse un Antonov An-24 al noreste de Hungría, cuando regresaba de una misión de la OTAN en Kosovo. 2013.- Las fuerzas especiales del Ejército argelino ponen fin al asalto de un comando salafista a una central de gas del sureste de Argelia, en cuya operación mueren 37 trabajadores extranjeros y un argelino, así como 29 miembros del comando extremista. 2016.- Las cadenas de noticias NBC y FOX recelan que los correos de la cuenta de e-mail personal de la aspirante presidencial demócrata Hillary Clinton durante su etapa como exsecretaria de Estado de EE.UU. contenían información clasificada en un rango superior al de “Top Secret”.

mausan y boletin

Buscar este blog


 

                     

domingo, 18 de octubre de 2020

El don de la ubicuidad

Sergio Ramírez
Santo Domingo, RD

De los muchos rasgos diversos del arte de novelar de Mario Vargas Llosa, a quien celebramos al cumplirse el décimo aniversario de su premio Nobel, hay uno que me ha admirado siempre, y es el poder de apropiarse de lo que de primera intención llamaría escenarios lejanos, o escenarios ajenos.

Esa virtud excepcional de naturalizar los ambientes extranjeros, la he hallado antes en Graham Greene; y sólo para referirme a sus novelas de ambiente latinoamericano, cito El poder y la gloria, que se ubica en Tabasco, en la época del enfrentamiento religioso que siguió a la revolución mexicana; Nuestro hombre en La Habana, situada en Cuba en los años cincuenta, en vísperas de la revolución; Los Comediantes, en Haití, bajo la dictadura de Papa Doc Duvalier; y El cónsul honorario, años setenta, en el nordeste de Argentina.

Se podría obviar el tema bajo el alegato de que, en la medida que un escritor gana en formación cosmopolita, y se desprende de la piel nacional, entra con facilidad en cualquier otro escenario, y lo asume como propio; y porque, al fin y al cabo, la novela es artificio y simulación, y todo se consigue con habilidad suficiente.

Pero no es tan sencillo. Porque lo primero que un escritor debe lograr, y he aquí la prueba de fuego, es convencer al lector local de que le está contando con propiedad el entramado de su propia historia; que es convincente cuando le describe las calles y los ambientes, barrios y plazas, metederos y cantinas, y que le está hablando con los matices de su lengua de todos los días. Y no se puede tocar de oídas, a riesgo de hacer chirriar el violín.

El escenario natural de un novelista está formado por sus percepciones sensoriales de la infancia y la juventud, que es cuando se fija la memoria sentimental, y visual, y esos años de formación vienen a ser raíz de la experiencia duradera que luego se refleja en la página escrita. Lo aprendido y lo percibido es lo contado. A los otros escenarios hay que trasladarse.

Aún Carlos Fuentes, que vivió de muy joven una vida errante en Argentina, Chile, Estados Unidos, pues su padre que fue diplomático de carrera, es un escritor cuya obra gira constantemente alrededor de México y de la historia mexicana, y su percepción del poder es la del PRI, con sus trampas, mañas y ardides, porque es lo que conoce de primera mano.

Si habláramos de escenarios concéntricos en las novelas de Vargas Llosa, el primero de esos escenarios es Lima, descrita en su ópera prima La ciudad y los Perros, y luego, con creciente maestría, en Conversación en la catedral. Cuando se empieza a hablar de novela urbana en América Latina, Lima es la urbe de Vargas Llosa, con una población que aún no supera el millón y medio de habitantes, y aún no deja de ser una ciudad provinciana, virreinal y todo, como puede apreciarse por el plano plegable que acompaña la primera edición de La ciudad y los perros.

El siguiente de esos escenarios concéntricos sería el territorio del Perú, como tal, que empieza a estar presente en otra de sus obras fundamentales, La Casa Verde, un escenario muy geográfico, que se desplaza de ida y vuelta de la Amazonia a la costa norte del Pacífico, entre Santa María de Nieva e Iquitos, y Piura. La Amazonía, a la que regresará en Pantaleón y las visitadoras, y se volverá recurrente en sus novelas.

Pero hay un tercer escenario, que está situado en el círculo exterior, donde las fronteras nacionales quedan atrás, y la experiencia narrativa se extiende hacia el ámbito que podemos llamar extranjero, por extraño. En La guerra del fin del mundo, en La fiesta del Chivo, o en Tiempos recios, esos territorios son Brasil, República Dominicana, y Guatemala, países donde el novelista nunca ha vivido, y ha debido hacer una investigación de campo exhaustiva para documentar esas novelas:

La guerra de los Canudos, en el nordeste de Brasil a finales del siglo diecinueve; la dictadura sanguinaria del generalísimo Rafael Leónidas Trujillo en la República Dominicana, hasta su asesinato en 1961; y la revolución democrática de Guatemala que se inicia en 1944 con la caída del dictador Jorge Ubico, y termina con el derrocamiento del presidente Jacobo Árbenz en 1954, urdido por hermanos Dulles bajo la administración Eisenhower; así se da paso al régimen militar del coronel Carlos Castillo Armas, asesinado en 1957 por mano del infaltable Trujillo.

El siniestro ambiente que vive la República Dominicana bajo el trujillato, recreado por Vargas Llosa, puede hallarse también en una novela como Galíndez, de Manuel Vásquez Montalván, otra apropiación a distancia; o en La maravillosa vida breve de Oscar Wao, de Junot Diaz, un dominicano nacido en Estados Unidos que escribe desde la distancia la diáspora, en inglés.

Los tres periodos en referencia no son contemporáneos al novelista peruano; hay que rastrearlos en la historia, y exigen, por tanto, una aproximación más compleja, a través de libros, documentos de archivo, testimonios personales, entrevistas; la investigación que haría un historiador, o un periodista. Son materiales que pueden dar claves al tema, para entender su trasfondo, pero no resuelven la dificultad mayor, que es la de entrar en la atmósfera local; un asunto que no es solamente de escenario, sino también de lenguaje, y de la sutileza de las percep ciones.

El poder de la narración, para convencer acerca de la veracidad de lo narrado, pasa a depender entonces de la facultad de penetración, que va más allá de la habilidad técnica para contar, y ordenar los materiales.

Este don de ubicuidad literaria hace que el novelista puede situarse dentro de lo ajeno, no como quien va de visita, sino como quien se queda a vivir, o ha vivido siempre allí. Porque ha podido convertir la imaginación en herramienta de apropiación, y es capaz de volver verdadero lo ficticio.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias54

                             

Noticias