55

                                                                 

Efemérides

54grado.com : Hoy es viernes 24 de mayo del 2019. Faltan 221 días para el 2020. Temperatura: 29ºC y 31ºC y la mínima entre 20ºC y 22ºC. :.... Efemérides Nacionales: 1878. Nace en Santo Domingo, José Dolores Alfonseca, médico que desempeñó las funciones de Diputado, Senador y Vicepresidente de la República. 1890. Haití exige el pago de derechos aduaneros de todos los productos procedentes de la República Dominicana, violando un convenio entre ambas nacionales. 1911. Nace en Salvaleón de Higuey el héroe del 30 de mayo, Pedro Livio Cedeño Herrera. 1962. El Presidente Rafael F. Bonnelly viaja a Puerto Rico acompañado del miembro del Consejo de Estado Antonio Imbert Barreras, donde se entrevista con el gobernador Luis Muñoz Marín. 1965. El Presidente Francisco Caamaño Deñó dirige un mensaje radial al pueblo dominicano, con motivo del primer mes del derrocamiento del Triunvirato. 1976. Es investido como Cardenal, el sacerdote Mons. Octavio Antonio Beras Rojas, siendo el primer dominicano en alcanzar tan alta dignidad dentro de la Iglesia Católica. 1993. El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), considera arriesgado que la generación de divisas del país dependa única y exclusivamente del turismo y las zonas francas. 2004. En Jimaní, decenas de personas perecen y resultan heridas al ser arrastradas por las aguas desbordadas del río Blanco, que nace en Haití con el nombre de Soliere. 2005. La Fiscalía del Distrito Nacional pide a la jueza del Quinto Juzgado de la Instrucción de la Capital, Natividad Ramona de los Santos, convocar a juicio de fondo contra los oficiales militares y policiales, activos y retirados implicados en el usufructo de vehículos robados”. 2008. El presidente del PRD, Ramón Alburquerque, propone al gobierno discutir con todos los sectores un plan de racionalidad energética y crear la secretaría de Energía para enfrentar la escalada alcista del petróleo. 2015. En Albacete, España, el ingeniero industrial y dirigente del Partido Izquierda Unida de España, Héctor García Valenzuela, se convierte en el primer dominicano electo concejal. 2018. El juez español Eloy Velasco establece que el empresario dominicano Ángel Rondón habría pagado comisiones ilegales para conseguir la adjudicación de contratos públicos para la compañía AAA Dominicana, filial en el país de la empresa estatal madrileña Canal de Isabel II, envuelta en un escándalo de corrupción. - El Procurador General, Jean Alain Rodríguez, aclara que las declaraciones del Tesorero Internacional de Odebrecht, Luiz Eduardo Da Rocha Soares, sobre el dinero entregado a los “gobernantes de la República Dominicana, se refiere específicamente a personas que habrían ocupado cargos de libre remoción en el Poder Ejecutivo”. Internacionales: 1543. Muere el astrónomo polaco Nicolás Copérnico, autor de la teoría de que la tierra gira en torno al sol. 1571. Los tártaros de Crimea incendian Moscú, frente a los intentos anexionistas de Iván IV de Rusia. 1626. En Estados Unidos, Peter Minuit compra Manhattan. 1689. El Parlamento del Reino Unido aprueba la Ley de Toleración protegiendo a los protestantes. Los católicos son intencionalmente excluidos. 1725. En el tribunal penal central de Old Bailey (Londres) es ahorcado el jefe de policía (“cazador general de ladrones”) Jonathan Wild por descubrirse que utilizaba su puesto de comisario para liderar una red de crimen organizado. 1778. Francia, ganada por Benjamin Franklin para la causa de las colonias estadounidenses, declara la guerra al Imperio británico. 1806. Napoleón Bonaparte nombra rey de Holanda a su hermano Luis Bonaparte. 1819. De Nueva York zarpa el buque Savannah, primer barco a vapor que atraviesa el Atlántico. 1822. La antigua Presidencia y Audiencia de Quito, Ecuador, consigue escindirse de España en la Batalla de Pichincha, gracias al triunfo del Mariscal Antonio José de Sucre, lugarteniente de Simón Bolívar. 1826. El empresario Peter Minuit, de la Compañía Dutch West Indies compra la Isla de Manhattan a los indígenas, por el equivalente a 24 Dólares. 1844. En el Capitolio de la ciudad de Washington (Estados Unidos), el inventor Samuel Morse emite el primer mensaje telegráfico hasta la ciudad de Baltimore. 1846. En el marco de la Intervención estadounidense a México -, el general estadounidense Zachary Taylor captura la ciudad de Monterrey. 1958. El presidente cubano Fulgencio Batista envía 17 batallones contra los rebeldes encabezados por Fidel Castro, en la “Operación Verano”, pero los revolucionarios evaden exitosamente la acción. 1964. En Lima, un encuentro de clasificación para los Juegos Olímpicos entre las selecciones de Perú y Argentina, degenera en tragedia, causando 318 muertos y más de 500 heridos por aplastamiento. 1972. Durante una cumbre celebrada en Moscú, el presidente estadounidense Richard Nixon firma un acuerdo de exploración especial conjunta con la Unión Soviética. 1981. Muere en un accidente aéreo el presidente de la República de Ecuador, Jaime Roldós Aguilera. 1993. Pistoleros de que responden al narcotraficante mexicano Jozaquín Guzmán (El Chapo) y del cártel de Tijuana se enfrentan en el aeropuerto de Guadalajara (Jalisco), provocando la muerte del cardenal Juan José Posadas Ocampo, que había ido a recibir al nuncio apostólico. 2008. A través de un video, las FARC anuncian la muerte, el 26 de marzo de este año, de su máximo líder Manuel Marulanda Vélez (Tirofijo), debido a un ataque cardíaco. 2013. El ex presidente de Guatemala Alfonso Portillo (2000-2004) es extraditado a Estados Unidos, donde se le acusa de usar el sistema financiero de ese país para lavar unos US$70 millones. - El presidente ecuatoriano Rafael Correa jura en Quito, ante el Congreso unicameral, para un nuevo período de gobierno de cuatro años, ceremonia a la que asisten delegaciones oficiales de 90 países. 2017. El administrdor de empresa, político, profesor, escritor y ex vicepresidente Lenín Moreno, asume la presidencia del Ecuador. 2018. El presidente venezolano Nicolás Maduro es juramentado para un nuevo mandato ante la Asamblea Nacional Constituyente, ofreciendo “abrir un proceso de reconciliación” que podría llevar a la liberación de algunos opositores y levantar la producción petrolera para enfrentar la crisis económica, aunque admitió que al país le vienen tiempos difíciles ante las nuevas sanciones de Estados Unidos. - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, comunica en una carta al líder norcoreano Kim Jong Un, la cancelación de la cumbre prevista entre ambos el 12 de junio en Singapur, por la “abierta hostilidad” mostrada por el gobierno comunista. - El gobernante Partido Popular de España es condenado por lucrarse de una trama corrupta de empresarios y cargos públicos de esa formación, convirtiéndose en el primer partido político que resulta condenado en el país europeo.

000

Buscar este blog

sábado, 2 de marzo de 2019

El temor a equivocarse: casos Trump y Danilo

El analista, si pretende cultivar algún respeto o prestigio en el desempeño de su ejercicio, debe siempre observar dos principios absolutos: el de no incurrir en sesgos analíticos que deriven de sus preferencias personales, y el de construir toda prospección, cuando de eso se trate, en su debido contexto y a partir solo de informaciones factuales y objetivas.

Por lo general, cuando existe un apego del analista a estos dos principios, el resultado de su ejercicio intelectual exhibe una articulación lógica, comprobable y contrastable. Esto, sin embargo, no es garantía de que, aún ciñéndose a estos postulados, el producto final de sus razonamientos prospectivos terminen validados por la realidad de los hechos una vez consumados.
En el ámbito electoral, esto anterior es muy asiduo. No es nada extraño que, analizando datos factuales y depurándolos por tendencias históricas, analistas pronostiquen con un alto grado de probabilidad de ocurrencia, situaciones que nunca terminan sucediendo. De hecho, esto es cada día más frecuente, y las sorpresas electorales que fraguan por doquier así lo demuestran. Esto anterior, genera entre quienes intentan proyectar escenarios futuros un temor a equivocarse, que les aleja del cumplimiento de los dos principios establecidos al inicio de este escrito, y esto así, porque naturalmente, se tiene la idea de que solo el que acierta alcanza la gloria.
Caso Trump
No era necesariamente buen analista, o al menos no uno que practicara su ejercicio fundamentado sobre los hechos, datos factuales y las tendencias históricas, quien otorgara mayor probabilidad de triunfo al hoy presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, que a su contrincante Hillary Clinton. No, porque si bien es cierto que su posibilidad de emerger victorioso siempre gozó de alguna probabilidad de ocurrencia, los datos no avalaban ni sugerían que este, el escenario que terminó siendo, fuese el más probable.
Esa histórica proeza electoral, hoy en día, manifiesta entre analistas secuelas muy apreciables. Cuando se habla sobre escenarios posibles de cara a las elecciones de 2020 de ese país, muchos contestan de manera irreflexiva: “Trump va a ganar de nuevo, a pesar de todo”. Pero, ¿cómo se llega a esa conclusión?; ¿qué dicen los hechos y los datos?
Trump ganó las elecciones de 2016 porque logró alzarse con tres estados que no era, ni racional ni consistente con la historia reciente, atribuirle: Wisconsin, Michigan y Pennsylvania. Sin estos, no hubiese resultado ganancioso, y en una elección que contabilizó más de 126 millones de votos, la victoria fue alcanzada por menos de 80 mil sufragios.
En las elecciones congresuales de medio término celebradas el año pasado, consideradas un referéndum a los primeros dos años de la gestión de un nuevo presidente, los demócratas vencieron a los republicanos de Trump por un  margen de 8.6% en voto popular, recuperando así la cámara baja del congreso; y en los tres estados que le otorgaron la victoria en 2016, y que necesitaría en 2020 para reelegirse, la diferencia a favor de los demócratas fue de 11%. Su base electoral de apoyo se ha mantenido, pero no ha crecido; tras 770 días de mandato es el presidente más impopular desde Dwight Eisenhower, con la única excepción de Jimmy Carter quien, como recordarán, no logró reelegirse; y sus problemas con la justicia y diversos órganos investigativos, crecen a ritmo preocupante.
Los electores demócratas, y antitrump/republicanos, muestran menos propensión a abstenerse en las próximas elecciones, y esto es importante porque sabemos, a ciencia cierta, que Clinton perdió los tres estados mencionados precedentemente justo por la abstención de quienes en 2012 habían votado por el presidente Obama. Y claro, todo esto anterior es sin aún poder tomar en consideración los efectos, en términos de motivación y empatía, que pudiese generar el candidato o candidata a presidente que elija el Partido Demócrata.
¿Sugieren los datos y los hechos que la reelección de Trump sea hoy más probable que improbable? No, pero parece que el temor a equivocarse de nuevo, arriesgándose a predecir una posible derrota, pesa más que la objetividad.
Caso Danilo
En nuestro país se registra un fenómeno similar en torno a la discusión de otra reelección del Presidente Danilo Medina, y  por supuesto, aquí también procede preguntarnos ¿cómo se llega a esa conclusión?; ¿qué dicen los hechos y los datos?
Danilo Medina ha sido un presidente exitoso. Ha gozado, a lo largo de su mandato, de extraordinarios niveles de aceptación y valoración positiva, y su gobierno ha propiciado algunas políticas que han sido acogidas positivamente por una mayoría de la población dominicana. Este juró a su cargo de presidente el 16 de agosto del año 2012, habiendo asegurado decenas de veces que al cabo de cuatro años se marcharía a su casa, pero no solo porque la constitución de aquel momento así lo prescribía, sino porque él era, esencialmente, antirreeleccionista. Esta postura era absolutamente coherente con la mostrada por Medina una década antes, cuando este renunció al gobierno del presidente Leonel Fernández y lo desafió por la candidatura presidencial de 2008, precisamente por su convicción de que la reelección ---en ese momento, permitida por la Constitución--- era un cáncer en la política, y una práctica que promovía inconductas y desviaciones de todo tipo.
Fue por esto que, cuando el presidente Medina decide dar un paso al frente, y en 2015 orquesta y propicia una modificación constitucional con el único propósito de reincorporar la figura de la reelección, y poder presentarse nueva vez como candidato a la presidencia de la República, tantos quedamos estupefactos y confundidos.
Como en aquel entonces fuimos muchos los que erramos en descartar como una posibilidad el curso de acción que finalmente terminaría materializándose, ahora, en una especie de reacción instintiva, son muchos los que opinan y hasta sentencian con total certeza, que el presidente Medina hará lo mismo.
Desde luego que, si solo tomáramos en cuenta la historia reciente para arribar a nuestras conclusiones, diríamos que sí, que lo hará, porque nada predice mejor el comportamiento futuro que el propio comportamiento pasado, pero eso sería ignorar otros muchos factores que tienen que ser ponderados.
Contrario al año 2015, en esta ocasión, una mayoría abrumadora de la población dominicana rechaza otra modificación constitucional para permitir la reelección (un 70%), y esa misma opinión ha sido avalada por prácticamente todos los sectores de algún poder fáctico en la sociedad dominicana. El panorama regional tampoco contribuye, ya que en la actualidad verificamos una serie de gobernantes valiéndose de artimañas variopintas para aferrarse al poder, generando con esto reacciones, condenas y advertencias no solo de Estados Unidos, sino de organismos multilaterales de peso global.
La realidad política dentro y fuera del PLD tampoco es halagüeña para otro intento de reelección. La candidatura de Leonel Fernández luce imbatible a lo interno de esa organización, y a 14 meses de las próximas elecciones, este muestra una intención de voto que lo consolidan en un primer lugar entre el electorado nacional, lo que elimina el clásico argumento, solo válido en un coliseo político tan primitivo como el dominicano, de que “no hay más nadie”.
Aparte de esto anterior, está el riesgo latente de una división, ya no de facto, sino formal en las filas del partido de gobierno, en un momento donde múltiples escenarios electorales, seguramente ya conocidos por la facción de Danilo Medina, sugieren que el expresidente Leonel Fernández podría incluso articular una candidatura presidencial exitosa fuera del PLD.
Pero, algunos argumentarán, que el presidente Medina no ha dicho que no, y eso significa que sí, y que además todo su entorno cercano argumenta claramente sobre la necesidad de que este continúe.  Para entender esto, y aquilatarlo justamente, hace falta comprender nuestra cultura política:  aquí, ningún presidente puede asegurar que no irá a una reelección, aunque la Constitución se lo prohíba, porque entonces “lo dejan solo”. Vaya aberración, pero una en la que incurren todos, para poder mantener a su equipo cohesionado, y al gobierno funcionando adecuadamente. Las declaraciones de funcionarios deben ser entendidas en su contexto, y no atribuírseles más importancia y peso de lo que realmente tienen.
Otros, en cambio, jurarán que el discurso de rendición de cuentas de este 27 de febrero fue reeleccionista, pero estos discursos, todos, por su extensión, su estructura narrativa, y promesas a futuro, podrán siempre ser interpretados como tal. En fin, creo que si se analizan los datos y los hechos objetivamente, arribaremos a la conclusión de que quienes insisten en que la reelección va, lo hacen más por conveniencia propia, y por temor a volver a equivocarse, que porque los acontecimientos así lo estén indicando. El tiempo dirá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

                             

Noticias