55

                                                                 

Efemérides

54grado.com : Hoy es lunes 24 de junio del 2019. Faltan 190 días para el 2020. Temperatura: 29ºC y 31ºC y la mínima entre 20ºC y 22ºC. :.... Efemérides Nacionales: 1494. Llega por primera vez a la isla Hispaniola, el Adelantado Bartolomé Colón, hermano del Almirante Cristóbal Colón. 1503. Por orden del gobernador de la isla, fray Nicolás de Ovando, el poblado de San Juan de la Maguana es fundado por el, político y colonizador y capitán español Diego Velázquez de Cuéllar. 1844. El general Juan Pablo Duarte, en su calidad de delegado del gobierno en el Cibao, llega a Cotuí, donde es objeto de una entusiasta recepción. 1848. El Consejo Conservador emite un decreto declarando infundada “la opinión del diputado Juan Nepomuceno Tejera, al hacer responsable al Ministro de Hacienda del cambio de onzas de oro del tesoro público por papel moneda”. 1857. El senado consultor resuelve prohibir el ingreso a territorio dominicano al ex presidente general Pedro Santana. 1883. Nace en Santiago de los Caballeros, el abogado, escritor y político Juan B. Pérez, uno de los primeros dominicanos en protestar públicamente por los desafueros del dictador Rafael Trujillo. 1914. Nace en San Pedro de Macorís, el abogado y escritor, Miguel Ángel Prestol Castillo. 1936. Un maremoto afecta sorpresivamente las costas de la capital, estimándose en más de 20 las personas fallecidas a consecuencia del fenómeno. 1955. El sacerdote canadiense Emiliano Tardif es ordenado sacerdote. 1960. El presidente venezolano, Rómulo Betancourt resulta gravemente herido en un atentado en su contra, cometido en Caracas, Venezuela, de cuya autoría intelectual fue culpada la tiranía trujillista. - El dictador Rafael Trujillo ordena el asalto de la casa nacional del MPD, acción cumplida por agentes de seguridad y militares vestidos de civil, junto a reconocidos delincuentes, originando un enfrentamiento a tiros, palos y botellazos resultando más de 15 personas gravemente heridas. 1961. El Poder Ejecutivo concede mediante el decreto 6823 la condecoración con la Orden Militar del Heroísmo “Capitán General Pedro Santana”, en la segunda clase, distintivo azul, a los mayores Leopoldo Puente Rodríguez, EN y Zacarías de la Cruz, AMD, este último chófer del dictador Rafael Trujillo, la noche del 30 de mayo, cuando fue ajusticiado. 1962. El procurador general de la República, Antonio García Vásquez, recuerda que la Ley que prohíbe las actividades trujillístas impiden el retorno al país del ex presidente Joaquín Balaguer. 1966. La OEA acuerda retirar del país la denominada Fuerza Interamericana de Paz. 1973. El presidente Balaguer asienta 252 parceleros en 10,000 tareas de tierra confiscadas por la Comisión de Recuperación de Tierra en la comunidad La Seiba, municipio de Santiago. 1997. El presidente Leonel Fernández promulga la Ley General de Reforma de la Empresa Pública, entrando en marcha la Comisión de Reforma de la Empresa Pública (CREP) como organismo encargado de conducir el proceso de capitalización. 2011. El Poder Ejecutivo promulga la Ley 139-11 sobre la reforma fiscal, que procura aumentar los ingresos tributarios y mantener el acuerdo firmado por el gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI). 2015. Funcionarios del Gobierno explican a embajadores acreditados en el país los resultados del recién finalizado Plan Nacional de Regularización y los planes para la deportación de extranjeros. - La Comunidad del Caribe (Caricom) llama al Gobierno dominicano a no deportar a miles de dominicanos descendientes de haitianos y evite crear una “crisis humanitaria” en la región. - Fallece de un paro cardíaco en la ciudad de Nueva York a los 80 años de edad el periodista Luis A. Rojas Durán. 2016. El canciller Andrés Navarro es escogido como presidente de la 46va. Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), al inicio de la reunión que se desarrolla en el país, en las instalaciones del Centro de Convenciones del Ministerio de Relaciones Exteriores. Efemérides Internacionales: 1128. En Portugal, Alfonso Henriques derrota a su madre y a sus partidarios gallegos (de la Casa de Traba) en la Batalla de San Mamede, y se hace con el gobierno, con lo que se produce la independencia de facto de Portugal. 1497. Los navegantes genoveses al servicio del rey de Inglaterra Enrique VIII, Juan (John Cabot) y Sebastián Caboto, llegan a la Costa del Labrador y de Terranova, siendo los primeros europeo que llega a América del Norte desde la llegada de los vikingos. 1520. Se produce un ataque de los aztecas a los españoles en Tenochtitlán. 1894. En Francia, es asesinado el Presidente Marie François Carnot en atentado terrorista. 1859. Tiene lugar la Batalla de Solferino, la que se convirtió en un baño de sangre con un total de 2.492 bajas en el bando aliado, 12.512 heridos y 2.922 capturados o desaparecidos. 1935. Muere en un accidente aéreo ocurrido en Medellín, Colombia, el cantante de tango Carlos Gardel. 1936. Un maremoto en las costas de la capital provoca la muerte de veinte personas. 1948. En el bloqueo soviético del Berlín Oeste, EEUU y el Reino Unido abastecen con un puente aéreo. - Comienza el Bloqueo de Berlín. 1949. En Pachuca de Soto (México) sucede la Inundación del 49, la peor tragedia en la historia de esa localidad en el siglo XX. 1956. La policía mexicana arresta al médico argentino Ernesto (Che) Guevara de la Serna junto a varios dirigentes de izquierda cubanos. 1959. En Argentina, el presidente Arturo Frondizi nombra ministro de Economía al empresario Álvaro Alsogaray quien fue un activo colaborador con la dictadura militar auto denominada Revolución “Libertadora” (1955-1959) para destruir todos los avances sociales y económicos de la década de Gobierno de Juan Domingo Perón. 1961. Los grupos de oposición españoles se asocian, en París, formando la Unión de Fuerzas Democráticas (UFD): Democristianos, Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Partido Nacionalista Vasco (PNV) y Acción República Democrática Española (ARDE). 1967. Mediante la encíclica “Sacerdotalis Caelibatus”, el Papa Paulo VI reafirma el celibato de los sacerdotes católicos. 1982. La primera ministra británica, Margaret Thatcher, protagoniza un debate en el Parlamento con el ex premier James Callaghan, el que la acusó de estar enterada desde febrero de una amenaza de desembarco argentino en las islas Malvinas 1993. El matemático inglés Andrew Wiles, profesor en la Universidad de Princeton, anuncia la resolución del teorema de Fermat, que ha tardado más de 350 años en resolverse. 1994. Luego de varias décadas de enfrentamientos, a través del llamado Pacto de Varsovia, Rusia firma su adhesión a la Asociación para la Paz de la OTAN, como miembro número 21. 2006. El presidente venezolano Hugo Chávez ordena rebautizar al Ejército venezolano con el nombre de “Ejército Libertador”, tal como lo denominó Simón Bolívar durante la guerra de independencia. 2008. En Paraguay, el Presidente Nicanor Duarte Frutos deberá seguir en su cargo, debido a que el oficialista Partido Colorado no logra el quórum para que el mandatario pase a ser senador. 2010. El presidente colombiano, Álvaro Uribe, pide perdón por el asesinato del líder de la izquierda Manuel Cepeda, en agosto de 1994, pero afirma que no puede decir que el autor de ese crimen haya sido el Estado. 2011. El Consejo Europeo acuerda que los Estados de la Unión Europea integrados en el Acuerdo de Schengen puedan suspender la libre circulación de personas en circunstancias excepcionales, restableciendo temporalmente las fronteras interiores. 2013. El ex presidente italiano Silvio Berlusconi, es condenado a siete años de prisión e inhabilitación perpetua para el ejercicio de un cargo público por sostener relaciones sexuales con la menor y modelo marroquí “Ruby Robacorazones”. 2015. Tras años de silencio, el ex gobernante militar panameño, Manuel Antonio Noriega, comparece ante la televisión desde la cárcel, para pedirle perdón a la población por sus “acciones” durante dos décadas de regímenes militares. 2016. El primer ministro inglés, David Cameron, dimite de la posición, como consecuencia directa de los resultados del referéndum sobre la salida de la Gran Bretaña de la Unión Europea. - El diario The Washington Post revela que “piratas informáticos del Gobierno ruso” penetraron la red informática del Comité Nacional Demócrata, accediendo a su base de datos sobre el virtual aspirante republicano a la Presidencia de EE.UU., Donald Trump. - La canciller venezolana Delcy Rodríguez acusa al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, de ser “un conspirador permanente” contra el gobierno de su país y ser “un mandadero de Washington”. 2018. Las mujeres de Arabia Saudí manejan automóviles por primera vez en la historia de esa nación, después de que fuera derogada la prohibición que lo impedía.

000

Buscar este blog

sábado, 5 de enero de 2019

Deportados hacia el olvido

De caminar lento y hablar como se dice en buen dominicano “enredado”, es el primero de los entrevistados en esta historia. Apenas se pudo entender su saludo. Prestar atención a la mímica ayudó. Se recuesta en un sillón un poco alejado del equipo de LISTÍN DIARIO que le visitó en búsqueda de su historia.

¿Crees que desde allí se escucharán tus respuestas? “Verdaderamente no”, contesta con humildad y se acerca dispuesto a contar su experiencia luego de haber sido “deportado hacia el olvido”.
“Hace cinco años que retorné forzosamente a mí país. Cometí un delito, es cierto, pero al parecer esto me condenó a muerte. No soy un santo, pero ya pagué por lo que hice y aun así sigo tras las rejas entre las que me mantiene la sociedad por haber infringido la ley norteamericana”, cuenta con evidente tristeza Pablo Reynoso, un joven que acaba de cumplir 32 años.
La historia del segundo protagonista es de José Rodríguez, un hombre de 44 años que vio desvanecer sus ganas de echar hacia delante el día en que aterrizó el avión que lo trajo de vuelta a su país en muy malos términos. El narcotráfico le construyó un monumento a su vanidad y una tumba a sus pretensiones de ser una persona poderosa para ayudar a su familia.
“Nunca estuve más equivocado que aquel día en que dije sí, a la proposición de incursionar en un negocio ilícito. A mí no me enseñaron eso. Soy la vergu¨enza de la familia y una escoria para la sociedad”, cuenta mientras seca con disimulo las lágrimas que amenazan con robarle su hombría.
La tercera persona que confía, lo que llama su secreto, al equipo de reporteros es Carmen Mercedes, de 49 años. “Yo cometí un delito y estoy pagando por él desde hace varios años cuando me deportaron de Europa para acá. Fui acusada injustamente de pornografía infantil y jamás he vuelto a sonreírle a la vida”, testifica quien hoy trabaja en una banca de lotería.
Mientras atiende a sus clientes calla y deja claro que verdaderamente su pasado es secreto. Se asegura de qué quieren, les da un papelito, cobra el dinero y prosigue contando su historia entre lágrimas, impotencia y una aparente desorientación.
Los tres protagonistas de esta historia no se conocen, pero tienen en común una pena cumplida en tierras extranjeras, y una carga de culpa que la sociedad no les perdona.
También coinciden en opinar que hay personas que han sido deportadas y que se merecen una segunda oportunidad, mientras que hay otras que al parecer no han escarmentado.
“Joven y sin futuro”
Después que saludó entre dientes al equipo de reporteros, que se acomodó para contar su historia y que ofreció sus primeras palabras, hubo que esperar que Pablo Reynoso, de 32 años durara tres minutos llorando con las manos en su cara como queriendo tapar sus emociones.
“Ya. Eso fue algo inevitable.
Vamos a seguir con esto”, se entiende que dice, después de repetirlo por segunda vez.
Recuerden que habla “enredado”.
Él lo admite.
Sudando, pese a que el calor estaba siendo generoso en ese momento, prosigue: “Cuando a mí me agarraron, yo no pensé en prisión, no pensé en lo que significa estar tras las rejas…”, suspira y pronto se repone: “Solo me daba vueltas en la cabeza, ser un deportado. Tú no sabes lo que eso significa, más en nuestro país, donde mucha gente te trata como si tuvieras una enfermedad contagiosa”.
Hay lágrimas de por medio en ese momento. Toca esperar. Había que preguntar y él estaba dispuesto a responder, solo que un nudo en la garganta lo traicionaba. “Yo llegué a Estados Unidos faltándome poco para graduarme de licenciado en Administración de Empresas. Me salieron los papeles, dejé todo y me fui. Creí que las cosas iban a ser fáciles. No fue así.
Pasé mucho trabajo, porque casi yo llegando allá falleció mi papá”, de nuevo detiene el relato.
El tiempo que se toma para continuar, es aprovechado para, en la mente descifrar lo antes relatado. Hay que reiterar lo difícil que es entenderlo. Es inteligente.
Se entera de lo que está pasando y sonríe. Eso lo ayudó a reponerse.
“¿Le estás dando mente a cómo vas a escribir esto, verdad?”, sale una sorpresiva carcajada y permite ver que detrás de ese joven decepcionado de sí mismo, hay un persona que alguna vez saca a pasear el humor.
“Voy a aprovechar que me has hecho reír para decirte que en dos ocasiones he atentado contra mi vida. Le pido perdón a Dios, pero no es fácil. La primera vez fue al poco tiempo de llegar y que noté que esos amigos que me esperaban en el aeropuerto cuando yo venía, no estaban ahí ese fatídico día que me trajeron como deportado”, cuenta y hace una pausa leve.
Recuerda que solo parte de su familia fue a apoyarlo. Hay algunos que al día de hoy, no le dirigen la palabra. “Es que uno se convierte como en un perro sarnoso, que nadie se te quiere acercar para que no lo confundan o algo por el estilo”.
Se para y mira por la ventana de la pequeña terraza en donde recibió a los reporteros. Con las dos manos se acomoda el pantalón jean que lleva, pues por la falta de la correa, se le bajaba con facilidad. De regreso a su asiento dice: “Mi hermano mayor me ha ayudado bastante.
Y aprovecho para terminar de decirte que cuando falleció mi papá en Estados Unidos, mi mundo se derrumbó. Caí en depresión. Me fui a vivir con una tía, pero quería independizarme y progresar. Y vaya progreso que conseguí: entrar a un mundo que hoy me juzga, me niega la oportunidad de rehacer mi vida y por si fuera poco, me ha sentenciado a muerte por ser un deportado”.
Así termina su historia, mientras extiende la mano derecha para despedirse de los reporteros y “atacar” ese nudo en la garganta que de seguro querría eliminar antes de reintegrarse a su cotidianidad: ver televisión.
“Lo que nunca imaginé”
De pequeña Carmen Mercedes soñaba con vivir fuera del país, tener una mansión, viajar por el mundo y ayudar a su familia a tener un mejor estilo de vida. “Nunca imaginé que iba a terminar trabajando en una banca de lotería que ni mía es”, cuanta la mujer que hace 14 años fue deportada desde Europa a República Dominicana, acusada de pornografía infantil.
No tiene una cabellera abundante, pero los ademanes que hace con la cabeza, moviéndola de un lado a otro, dejan claro que ella sí cree tenerla. No es capaz de sostener la mirada, su actitud es esquiva, pero en todo momento mostró interés en contar su historia.
“Siempre he dicho que soy inocente, pero para la sociedad y el mundo soy una delincuente. Ese error del que me acusan acabó con mis sueños”, en este instante las lágrimas salen a borbotones como si tuvieran años contenidas. Había que esperar como también lo hicieron dos clientes que llegaron a la banca.
Se adueña de una valentía que no había dejado ver durante la entrevista. “Hoy con casi 50 años tengo pocas oportunidades de crecer. No me preocupé por estudiar ni hacer vida en mi país. Me fui muy joven a Europa y aunque al principio trabajé duró y me iba muy bien, me junté con gente que no me llevó por buen camino, pero no pierdo la fe”, admite mientras le pasa el papel de su jugada a un joven que le pidió un palé de 25 pesos del 67 con el 30. “Ojalá te lo saques, Joselito”, le vociferó al muchacho, que según comentó, es una buena persona.
Tiene dos hijos, ambos viven en Europa, y no es mucho lo que le mandan desde allá. Eso lo cuenta con tristeza, y los justifica: “Imagínese, quién quiere una madre que dé un mal ejemplo.
Aunque yo diga que no tuve nada que ver en ese negocio de pornografía infantil, ya la vida me condenó para siempre. Por eso fue que intenté suicidarme, y de esto no me pregunten nada más”, termina su relato y da media vuelta para calcular unos números.
Con un lapicero atado a su cabello, su colorida blusa, en esos momentos, emparada de sudor, y una evidente nostalgia por la vida que vivió y la que hoy vive, se despidió moviendo su mano derecha con timidez.
El narcotráfico lo marcó
“No es fácil contarle a la gente lo que se sufre cuando se es deportado por cosas como el narcotráfico. Aunque sé de personas que han tenido problemas pequeños, e igual lo traen de vuelta al país y todo el mundo las ve como un bicho raro”, cuenta José Rodríguez, quien con apenas 44 años, ve su vida desvanecerse porque la sociedad le ha negado todo tipo de oportunidades.
Sabe que no fue una gracia lo que hizo, pero le duele que el hecho de ser deportado, le ponga la misma estampa a todos los que son regresados a su país de esta manera. “No encuentro que sea justo que a alguien que lo hayan mandado por asuntos migratorios, lo traten igual que a mí que me mandaron por narcotráfico. De verdad que eso no me gusta”, lo dice dejando al descubierto que debajo de ese hombre con enorme cadena dorada, abundantes tatuajes, orejas perforadas y vestimenta estrambótica hay un ser humano sensible que ama la justicia.
De hecho, su apego a ella es lo que le lleva a asegurar: “Conmigo se hizo lo justo, lo que manda la ley. Yo no tenía derecho a infringir la ley de un país ajeno, bueno, tampoco la de aquí. Es decir, que yo me busqué lo que me ha tocado”, lo cuenta y baja la mirada tratando de arrojar sobre el piso la deshonra que esto ha provocado entre sus parientes.
Desde que fue deportado le ha costado conseguir qué hacer.
La “tacha” que lleva sobre sus hombres, y al parecer “en la frente”, le ha tronchado cualquier posibilidad de progreso. Todo esto junto a la vergu¨enza que siente su familia por tener en sus filas a un “delincuente”.
Este término es citado por él. Es el único momento en el que deja que las lágrimas rueden por sus mejillas. Saca un pañuelo con unas iniciales que deja ver con orgullo. L.A.R son las letras que tiene bordadas. “Es lo único que tengo de mi papá, un hombre al que quiero con todo mi corazón y al que le fallé. Todavía, no me ha perdonado, pero no pierdo la fe”, dejó saber mientras tapaba su rostro con aquel pañuelo azul cielo.
“¿No se molestan si les digo que ya no quiero hablar más?”, fue la pregunta que hizo para dejar por terminada la conversación en la que hizo hincapié en que hay deportados que se merecen una segunda oportunidad: “Aunque yo no sea uno de ellos porque el narcotráfico me marcó”.

Marta Quéliz
Martha.queliz@listindiario.com
Santo Domingo




No hay comentarios:

Publicar un comentario

                             

Noticias