55

                                                                 

Efemérides

33

Buscar este blog

martes, 2 de octubre de 2018

Big Data: almacena, analiza y vende información de usuarios

SANTO DOMINGO. La frase “la información es poder” se le atribuye al científico y filósofo Francis Bacon, y en 2018 ese poder se ha convertido en una fuerza económica para diferentes organizaciones con el “Big Data” como fuente de negocios.

El “Big Data” es la acumulación de información sobre cualquier tema, que puede ser analizada de manera computarizada para detectar patrones, tendencias y comportamientos de usuarios y de mercados.
“El análisis de big data es el nuevo petróleo... Debemos extraerlo, refinarlo, distribuirlo y monetizarlo” asegura David Buckingham, educador experto en medios y comunicación y galardonado por la FBA y FAcSS.
Para el empresario tecnológico Arturo López Valerio, “[El] Big Data forma parte de todos los sectores y funciones de la economía global. Al igual que otros factores esenciales de la producción, como los activos duros y el capital humano, cada vez es más frecuente que gran parte de la actividad económica moderna, la innovación y el crecimiento simplemente no puedan tener lugar sin datos. En resumen, el Big Data es vital para los negocios de hoy y del futuro.”
Empresas como Google y Facebook almacenan toda la información de sus usuarios, desde su localización, búsquedas en línea, número y tiempo de visitas en su plataforma de videos YouTube, entre otras más.
Los usuarios que deseen pueden pedir a Google que les dé toda la información que han acumulado de ellos, y la empresa lo hará con gusto. Estos documentos pueden llegar a tener hasta gigabytes de información que se traduce en millones de páginas de Word con los diferentes hábitos de comportamiento del usuario, según reporta el diario británico The Guardian.
¿Por qué quieren los datos?
La acumulación y análisis de datos ayudan a las compañías a entender el comportamiento de los usuarios frente a diferentes situaciones, como diferentes patrones de compra, inversión, entre otros elementos de los mercados.
Por consiguiente, estos datos ayudan a las empresas a la toma de decisiones al momento de desarrollar algún tipo de producto o servicio, realizar proyecciones de compras o cambio de los mercados.
“[El] Big Data ha contribuido a una democratización de los servicios de tecnología, produciendo un abaratamiento en los renglones de almacenamiento y computación. Esto significa que las pequeñas empresas, pueden darse el lujo —que hace casi 15 años era casi imposible— de almacenar constantemente los datos de comportamiento y ventas de sus clientes. Los sectores como el turismo, el financiero bancarizado y no bancarizado, las ventas al detalle, telecomunicaciones, medios de información, manufactura, entre otros, son los grandes beneficiados con esta tendencia” asegura López Valerio.
Otro tipo de negocio es la venta de información a terceros; empresas dedicadas a la acumulación de información como Nielsen, Acxiom, Amazon, Facebook, Google, entre otras, venden la data de comportamiento de los usuarios durante el consumo de televisión, en el caso de Nielsen. Mientras que otras como Facebook y Google venden la información para que clientes geolocalicen anuncios y comerciales en la web y Amazon bombardea con comerciales sobre productos relacionados a la búsqueda del usuario en la web.
¿Y la seguridad?
El caso Facebook-Cambridge Analytica destapó la polémica sobre la protección y seguridad de las informaciones de usuarios recolectadas por estos gigantes. La República Dominicana cuenta con el artículo 44.2 de la Constitución, el cual establece que la protección de datos personales es un derecho fundamental de los ciudadanos dominicanos.
Además, existe la Ley 172-13 “que tiene por objetivo la protección integral de los datos personales asentados en archivos, registros públicos, bancos de datos u otros medios técnicos de tratamiento de datos destinados a dar informes, sean estos públicos o privados.”
“Los usuarios son los salvaguardas de sus datos. Usted como usuario y como ciudadano no puede delegar esa función en un tercero. Incluso, los adultos son los salvaguardas de sus niños y por esta razón, deben tener mucho cuidado en qué sitios o aplicaciones acceden a compartir su información”, explica López Valerio.
El almacenamiento de información es un negocio que puede beneficiar tanto a las empresas como a los clientes, pues es una oportunidad de mejorar los servicios y ofrecerles productos que se necesiten. Pero también es necesario que los usuarios conozcan más sobre la utilización de sus datos en la era digital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

                             

Noticias