55

                                                                 

Efemérides

54grado.com :Hoy es miércoles 24 de abril del 2019. Faltan 251 días para el 2020. Temperatura: 29ºC y 31ºC y la mínima entre 20ºC y 22ºC. :.... Efemérides Nacionales: 1494. Inicia sus trabajos en la recién fundada villa de La Isabela (hoy jurisdicción de Puerto Plata), el primer Ayuntamiento instalado por los españoles en el Nuevo Mundo. 1916. Un sismo de ocho grados en la escala de Richter sacude toda la región Este del país, provocando daños a edificaciones en la Capital, sin que se reportaran víctimas 1923. La Quinta conferencia Internacional reunida en Santiago de chile, recomienda a los gobiernos honrar la memoria de Cristóbal Colón, erigiendo un Faro Monumental en la costa de la ciudad de Santo Domingo, la capital de la República Dominicana. 1965. Estalla la Revolución de abril, protagonizada por acciones político-militares, dividiendo la capital en dos segmentos: los constitucionalistas, defensores del retorno del profesor Juan Bosch al poder y los llamados oficialistas defensores del depuesto Triunvirato. 1984. Un Movimiento popular considerado espontáneo, moviliza los barrios de la zona norte del Distrito Nacional y se extiende por toda la capital, en protesta por el aumento de precios de los artículos de primera necesidad, provocando centenares de muertos, heridos y cuantiosos daños materiales. 1991. El Senado de la República convierte en ley el proyecto que crea el Colegio Dominicano de Periodistas (CDP). 2007. El Senado convierte en ley un proyecto de incentivo al desarrollo de fuentes renovables de energía, que otorga hasta un 75% del costo de la inversión del sector en equipos como crédito único al impuesto sobre la renta, y exonera en 100% la importación de maquinarias y accesorios. 2013. Aunque sin sus restos, el coronel Francisco Alberto Caamaño de Deño es exaltado al Panteón Nacional, por su participación en la guerra patria de abril de 1965, en cumplimiento de una disposición congresual. Efemérides Internacionales: 1254. Los sobrevivientes de la séptima cruzada, iniciada por Luís IX de Francia seis años antes, embarcan de regreso, derrotados y maltrechos. 1581. Nace en Pouy, Francia, Vicente de Paúl, quien eligió la carrera eclesiástica, siendo ordenado sacerdote a la edad de 20 años. 1701. Entra en Madrid Felipe V Nombrado, rey de España, tras la muerte de Carlos II, empezando el reinado Borbón. 1705. La flota inglesa rompe el cerco de Gibraltar, provocando que el ejército franco-español levantar el estado de sitio. 1834. En Perú, tiene lugar el conocido como “Abrazo de Maquinhuayo”, que pone fin a la primera guerra civil de la historia republicana, cuando las tropas rebeldes de José Rufino Echenique se pasan las del presidente Luis José de Obregoso. 1948. En Bogotá, Colombia, se producen graves disturbios como protesta por el asesinato del líder de izquierda del Partido Liberal, Jorge Eliézer Gaitán. 1953. En el Reino Unido, la reina Isabel II nombra a Winston Churchill “Caballero de la Jarretera”. 1981. El presidente estadounidense, Ronald Reagan, levanta el embargo de trigo impuesto a la URSS. 1996. El presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, promulga la Ley Antiterrorista y de Pena de Muerte Efectiva (AEDPA, su sigla en inglés), después de los atentados de 1993 contra el World Trade Center y Oklahoma City, en 1995. 1999. La OTAN celebra en Washington su 50 aniversario con una cumbre de gobernantes en la que se aprueba el nuevo concepto estratégico de la Organización. 2005. El cardenal alemán Joseph Razintger es coronado como Papa Benedicto XVI, en la Plaza San Pedro, en sustitución del fenecido Papa Juan Pablo II. 2006. El presidente George W. Bush, admitie que Estados Unidos ha cometido errores en Irak, pero que la decisión de invadir ese país para derrocar a Sadam Husein fue la acertada. 2008. La revista American Journal of Human Genetics, publica un estudio genético mediante el cual se establece que la raza humana estuvo a punto de desaparecer de la faz de la Tierra hace unos 150,000 años. 2010. En Phoenix, Arizona, una iniciativa para combatir la inmigración ilegal se convierte en ley. - Un hombre de Illinois que dijo haber sufrido abusos de un sacerdote de Wisconsin, acusa al papa Benedicto XVI y otros jerarcas del Vaticano de no proteger a los niños de un hombre que sabían era un posible abusador de menores. 2013. En Bangladesh, al menos unas 1,127 personas pierden la vida y otras 2,438 resultan heridas al derrumbarse un edificio que albergaba varias fábricas textiles, en las afueras de la ciudad india de Dacca. 2015. En Estados Unidos, el Departamento de Defensa anuncia una nueva estrategia de seguridad cibernética del Pentágono, para trastornar las redes de mando y control de un adversario, infraestructura crucial relacionada con actividades militares y capacidades de armamento”.

000

Buscar este blog

lunes, 6 de agosto de 2018

Santo Domingo, una ciudad estresante

La vida en la ciudad causa estrés. Y si en la ciudad imperan problemas como el caos y la deficiencia en los servicios básicos, del modo en que sucede en el Gran Santo Domingo, el riesgo aumenta.

“Vivir en una ciudad como Santo Domingo nos predispone a envolvernos en emociones negativas debido a la cantidad de estresores que se disparan cada minuto”, afirma el psicólogo y autor Pedro Acosta.
Desorden en el tránsito, falta de estacionamientos, aceras deterioradas u ocupadas por negocios y vehículos de motor, contaminación acústica y visual, hacinamiento, acumulación de basura, calles inseguras y mal iluminadas, espacios verdes limitados, falta de accesibilidad para personas con discapacidades físicas… la lista de dificultades que enfrentan los habitantes del Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo es extensa.
Y aunque sobre los sectores con menos recursos recae gran presión, quienes viven en torres con todas las comodidades de la vida moderna no se libran del agobio, ya que en algún momento deben salir a enfrentarse al tránsito de la ciudad.
El estrés impacta la salud física
El estrés y las emociones negativas que se derivan de residir o pasar la mayor parte del día en una metrópolis “enferma” inciden en la salud física.
“Las emociones negativas, mantenidas durante largo tiempo, terminan haciendo colapsar el sistema energético que se manifiesta en el cuerpo físico a través de las llamadas enfermedades psicosomáticas, o sea, aquellas producidas en el cuerpo por la mente”, explica Acosta.
Además, el estrés inhibe la glándula timo, donde se generan las principales defensas del sistema inmunológico. Y un cuerpo sin defensas es vulnerable a cualquier agente agresor que aparezca, ya sea un virus, una bacteria, un hongo o cualquier otro.
“El estrés, si bien no se considera en sí mismo como una enfermedad, está detrás de todas las enfermedades —advierte el profesional—. Incluso enfermedades con un componente genético como la diabetes, la hipertensión, la depresión o el cáncer, sabemos que tienen mayor probabilidad de aparecer cuando la persona está sometida a una situación de estrés excesivo”.
Un problema de salud pública
E l ser humano necesita espacios públicos ordenados y seguros para desarrollarse de forma plena. Cuando una ciudad no les garantiza a sus habitantes las condiciones mínimas de orden, seguridad y servicios básicos, estos sufren de estrés, una forma de tensión que se ha vuelto, en opinión de la psicóloga María Estel Camacho, “un grave problema psicológico”.
“El movimiento físico y social libre, seguro y controlable en las ciudades es de vital importancia para la realización personal y satisfacer las necesidades  de tener disponibilidad de estudios, de empleo y diversión sin que cause un dolor, un gasto de energía psicológica o económica mayor al de sus capacidades”, explica la directora de la Escuela de Psicología de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).
El estrés puede expresar con síntomas como palpitaciones, sudoración, inquietud, acortamiento de la respiración, emociones negativas y cansancio. Se desencadena por estímulos externos que el individuo percibe como una amenaza; sin embargo, no obedece únicamente a causas externas. También influyen en su aparición conflictos internos y experiencias negativas del pasado.
“En el ser humano, además de las condiciones físicas de las calles, el estrés aumenta porque en particular en los seres humanos, el conflicto interior, las emociones negativas vividas, el tipo de pensamiento, el razonamiento individual ante un hecho social, de convivencia, de interacción, son la causa principal y más frecuente de la activación de la reacción de estrés”, argumenta Camacho.
Entonces, un individuo con problemas personales que, para colmo, deba enfrentarse a una ciudad caótica se sentirá fácilmente agobiado.
A lo anterior, y como resultado del aumento en los índices de criminalidad, hay que añadir sentimientos de temor, ansiedad, ira e impotencia.
Las ciudades de por sí estresan
El estrés no es un mal exclusivo de Santo Domingo. Residir en zonas urbanas, en contraste con la vida en el campo, genera este tipo de respuesta, que se convierte en un problema cuando sobrepasa el nivel que los profesionales de la conducta consideran adecuado.
Pero ¿por qué vivir en urbes atenta contra el equilibrio emocional al punto de que los estudiosos han acuñado el concepto de “estrés urbano”? De acuerdo con Pedro Acosta, la raíz del problema radica en que los entornos urbanos alejan al ser humano de lo natural (estudios han mostrado que vivir en contacto con la naturaleza impacta de forma positiva la salud mental, ayuda a contrarrestar el estrés y mejora el funcionamiento cognitivo).
Al mismo tiempo, las ciudades hacen que la gente viva muy deprisa. “Se compite por todo y aparecen demandas que no siempre podemos satisfacer”.
El autor del libro “Controlando el estrés” señala que en la ciudad abundan los estresores (estímulos generadores de estrés) y “llega un momento en que nos cargamos tanto, que no podemos manejarnos y corremos el riesgo de colapsar”.
Inestabilidad puede llevar a respuestas violentas
Camacho lamenta que las emociones negativas asociadas a las necesidades insatisfechas llevan a los habitantes de la ciudad de Santo Domingo y sus alrededores a buscar “soluciones psicológicamente inaceptables e individualmente perjudiciales”.
El estrés desencadena una serie de reacciones que pueden degenerar en respuestas violentas y en agresiones, porque hace que la persona se vuelva “incontrolable e inestable psicológicamente”.
A decir de la psicóloga y autora del libro “Origen psicológico de la personalidad violenta”, el estrés se ha convertido en “un problema del Estado, de las instituciones educativas y de salud pública”.
Aparte de trabajar para dar solución al conjunto de problemáticas que “enferman” al Gran Santo Domingo, para manejar este mal —en opinión de Camacho— se necesitan programas que enseñen a los ciudadanos a desarrollar estrategias de conducta individual y social para la solución de conflictos.
El tránsito: importante fuente de tensión
El primer Informe Domino’s de Movilidad y Educación Vial, realizado en el 2016 como parte la iniciativa RD Fluye, determinó que el 47 % de los conductores del Gran Santo Domingo se sentía siempre o a menudo estresado al manejar. De hecho, el mismo porcentaje indicó que alguna vez había discutido con motivo del tránsito. Cuando se les preguntó en qué medida el tráfico de la ciudad les causaba enojo, enfado o mal humor, el 59.8 % dijo que mucho o bastante. El 83.4 % de los entrevistados consideró que el tránsito afectaba su salud. 
El ruido causa irritabilidad
La contaminación acústica (resultado de factores como la música alta de los centros de diversión, el tránsito pesado y la actividad industrial) tiene efectos nocivos en la salud física, pero también en el estado psicológico y emocional.
Aparte de la pérdida de audición y de la aparición de acúfenos, según la Organización Mundial de la Salud, la exposición al ruido ambiental perturba el sueño (y se sabe que el descanso inapropiado tiene consecuencias negativas para la salud general) y causa irritabilidad y cambios en el comportamiento social.
La contaminación sonora, además, afecta el rendimiento laboral y escolar e, incluso, la salud cardiovascular. 
Recomendaciones personales
Múltiples medidas ayudan a liberar el estrés, pero, según Pedro Acosta, lo más importante es aprender a tranquilizar la mente. El psicólogo propone prácticas como el mindfulness (atención plena), metodología que hace referencia a vivir con la atención puesta en el momento presente con aceptación.
Aparte de eso los ciudadanos pueden cuidar su alimentación, hacer ejercicio, descansar lo necesario, divertirse de manera sana (preferiblemente saliendo de la ciudad), hacer encuentros familiares y tener una forma de vida basada en valores que fomente la ética y el bienestar humano.
OPINIONES
“El estrés, si bien no se considera en sí mismo como una enfermedad, está detrás de todas las enfermedades”.
Pedro Acosta, psicólogo
“El movimiento físico y social libre, seguro y controlable en las ciudades es vital para la realización personal”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

                             

Noticias