55

                                                      

11

54Grado.com - Hoy es martes 25 de septiembre del 2018. Faltan 98 días para el año 2019. Temperatura: Max: 30 | Min: 22 - Efemérides :.... Santoral: Santas Aurelia y María de Cervellón. Día Internacional de la Ataxia. Efemérides Nacionales: 1640. Fallece el prelado Fray Facundo de la Torre, principal representante del gobierno de la Iglesia Católica en la colonia. 1810. Los llamados “conspiradores” de la llamada “Revolución de los Italianos” son sentenciados a muerte (Emilio Pezzi fusilado) mientras Santiago Faló, Juan José Ramírez y José Ricardo Castaños- a ser ahorcados, dejándolos colgar por seis horas en el patíbulo. 1824. Se embarcan numerosas familias de la parte Este hacia el exterior, con motivo de la ocupación haitiana. 1953. El papa Pío XII divide la antigua arquidiócesis de Santo Domingo, y emite la Bula “Si Magna et Excelsa”, mediante la cual erige las diócesis de Santiago de los Caballeros, La Vega y la prelatura nulius de San Juan de la Maguana, la que en 1969 fue elevada a diócesis de pleno derecho. 1963. Un golpe de Estado derroca el gobierno encabezado por el profesor Juan Bosch, primer mandatario elegido libremente luego del tiranicidio de Rafael Trujillo, siendo sustituido por un triunvirato encabezado por el ex presidente de la JCE, doctor Emilio de los Santos. -Horas antes de materializarse el derrocamiento del presidente Bosch, éste llama a su despacho y le ordena al viceministro de Prensa, Fabio Herrera Cabral, redactar un decreto destituyendo al coronel FAD, Elías Wessin. 1965. Juan Bosch retorna al país, en plena guerra civil, después de permanecer dos años en el exilio por el golpe de estado contra su gobierno. 1966. Salen del país las últimas tropas extranjeras amparadas en la sobrilla de la Fuerza Interamericana de FIP, con el auspicio de la OEA a instancia de los EEUU. 1992. El presidente de la Junta Central Electoral, Manuel García Lizardo, denuncia que el organismo carece de recursos económicos para emprender los programas diseñados. 2007. Inicia sus operaciones el Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza (Cesfront) integrado por 500 militares con armas, equipos tecnológicos, pertrechos y unidades motorizadas y aéreas, con el objetivo de frenar el tráfico de indocumentados, armas y drogas. 2009. El presidente Leonel Fernández asegura en Nueva York que no existe un partido más comprometido con la moralidad, la ética y la transparencia en la administración pública que el De la Liberación Dominicana (PLD). 2010. El obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo, monseñor Amancio Escapa, reitera sus críticas a la corrupción y manifiesta la preocupación que cunde en la ciudadanía por el estado de violencia que vive el país. 2012. El dominicano Marcos Díaz es exaltado como nuevo inmortal del Salón de la Fama de la Natación Internacional. 2013. El Tribunal Constitucional emitió ayer una sentencia en la que determinó que los hijos nacidos en el país de padres extranjeros en tránsito no le corresponde la nacionalidad dominicana. 2014. La Procuraduría General de la República revela que representantes del país participan en la investigación internacional sobre el presunto soborno y fraude en la adquisición por parte del Estado dominicano de ocho aviones Súper Tucano de fabricación brasileña. 2015. El senador Félix Bautista y la empresa Sun Land Group inician una demanda por alegada difamación contra el economista Jaime Aristy Escuder, el abogado José Alejandro Ayuso y el escritor Andrés L. Mateo ante el Tribunal Federal Distrital de los Estados Unidos, en el Distrito Sur de La Florida. - El arquitecto David Rodríguez García, se suicida de un balazo en un baño de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), por presiones de funcionarios del organismo –a los que identificó en una carta- para que saldara una alta suma de dinero para terminar la remodelación de la escuela básica de Peralvillo, Monte Plata, que había ganado en un concurso. Efemérides Internacionales: 275. En Roma, tras el asesinato del emperador Aureliano, el Senado nombra emperador a Claudio Tácito. 1066. La batalla del puente Stamford -donde muere el rey vikingo Harald III- marca el fin de la invasiones vikingas en Inglaterra. 1164. Alejandro III concede una bula de confirmación y protección a la Orden de Calatrava, con lo que es acogida como orden militar en el seno del Císter. 1396. Tras la batalla de Nicópolis Bulgaria cae bajo dominio otomano. 1493. Cristóbal Colón parte a su segundo viaje desde Cádiz, España, con una flota de 16 naves, en cuya tripulación se encontraba el comerciante Pedro de las Casas, padre de Fray Bartolomé de Las Casas. 1493. Cristóbal Colón inicia su segundo viaje el Nuevo Mundo, partiendo del puerto de Cádiz, con una flota de 17 naves y 1300 hombres, entre ellos 14 sacerdotes. 1506. El cardenal Cisneros es nombrado regente tras el fallecimiento de Felipe el Hermoso. 1513. Vasco Núñez de Balboa descubre el Mar del Sur, que luego Magallanes denominó Océano Pacífico. 1555. Carlos V y los príncipes del imperio firman la Paz de Augsburgo, por la que el credo luterano queda legalmente reconocido. 1625. La compañía Holandesa de Indias ataca San Juan, la capital de Puerto Rico, con 17 barcos y 2,500 hombres al mando de Balduino Enrico, el que ordena la quema de la ciudad. 1690. Aparece en América del Norte la primera publicación periódica, pronto censurada por Inglaterra. 1959. En Sri Lanka, el monje budista Talduwe Somarama hiere mortalmente al primer ministro Solomon Bandaranaike, quien muere al día siguiente. 1962. La República Democrática Popular de Argelia proclama su independencia, siendo su primer presidente provisional el señor Ferhat Abbas. 1962. Una gran tromba de agua sobre la comarca del Vallès (Barcelona) causa cientos de víctimas. 1973. Regresa a la Tierra la segunda tripulación de la estación Skylab. 2006. El Papa Benedicto XVI defiende, ante los embajadores de países musulmanes, el diálogo interreligioso e intercultural entre cristianos y musulmanes. 2008. El vicepresidente del Congreso Nacional Africano, Kgalema Motlanthe, se convierte en el tercer presidente negro de Sudáfrica, al suceder a Thabo Mbeki. 2009. Por primera vez en la historia de Israel un alto cargo político es enjuiciado, al comenzar el proceso contra Ehud Olmert, ex primer ministro del país. - Un grupo de piratas somalíes asalta un barco de bandera panameña y mata a su capitán, de origen sirio, al negarse éste a ceder el control de la embarcación. 2011. El Partido Socialista Francés alcanza un histórico triunfo en las elecciones parciales celebradas en 44 departamentos del país, alzándose por primera vez con el control del Senado, dominado por los conservadores desde 1958. 2012. La Asamblea General de las Naciones Unidas es escenario para que cuatro mandatarias se expresen sobre la actualidad de sus respectivos países y el mundo: Dalia Grybauskaite, de Lituania; Cristina Fernández, de Argentina; Eveline Widmer-Schlumpf, de Suiza, y Dilma Rousseff, de Brasil. - En Madrid (España), miles de manifestantes rodean el Congreso, los que son reprimidos por la policía, dejando un saldo de 64 heridos. 2014. El coordinador de políticas antiterroristas de la Unión Europea, Gilles de Kerchove, revela que el número de europeos sumados a las filas de los combatientes islamistas en Siria e Irak aumentó a 3.000.

2

                                                                                         

02

                             

Buscar este blog

lunes, 23 de abril de 2018

Finjus aboga por más consenso en proyecto de ley sobre violencia contra las mujeres

SANTO DOMINGO. La Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus) considera que el Proyecto de Ley que crea el Sistema de Apoyo Integral para la Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia Contra las Mujeres requiere de un mayor consenso entre los actores oficiales y sectores sociales vinculados, a fin de que su versión final tenga una mayor profundidad y especificidad para alcanzar la eficiencia y eficacia necesarias en la lucha contra este grave flagelo.

“Es cada día más claro que el Estado dominicano ha mostrado, en los últimos años, una gran incapacidad para contener, prevenir y minimizar los daños que provoca la violencia de género en toda la sociedad. Los niveles que ha alcanzado, tanto en víctimas mortales como en el daño agudo a las familias, especialmente a los niños, niñas y adolescentes, y el impacto negativo que este fenómeno tiene en todas las áreas sociales, ameritan que el Estado asuma el compromiso de diseñar, ejecutar y sostener políticas públicas exitosas, que respondan adecuadamente a nuestra realidad y que enfoquen el problema desde una perspectiva integral, con responsabilidad y con los recursos suficientes”, expresa Finjus en un documento enviado a los medios.
Para la institución, “este es el momento en el que las políticas a aplicar para enfrentar la violencia de género han de ser transversales y verdaderamente eficaces. Para ello, un proyecto de ley que aborde integralmente esta materia, puede significar un importante paso de avance; lo cual sumado a la creación de las capacidades operativas concretas por parte de los poderes públicos, podría traducirse en resultados positivos y distintos a los obtenidos a lo largo de la historia reciente”.
Tal como ha sido presentada, la iniciativa otorga a la Procuraduría General de la República una suerte de dirección de las acciones de prevención de estos delitos puntuales, lo que ha creado reticencia en el Ministerio de la Mujer, que considera que dicha dirección ha de ser asumida por ese organismo y no por un organismo de persecución de la criminalidad.
Sobre estas divergencias, la Finjus entiende que la violencia de género debe afrontarse desde una perspectiva dual; en primer orden, la idea de un potencial hecho punible, y, por otro lado, como el resultado de patrones socio-culturales que responden a conductas normalizadas históricamente en sociedades como la nuestra. Asimismo, que conviene revisar la iniciativa legislativa en cuanto a la factibilidad y eficacia de la centralización que pareciera ser atribuida al Ministerio Público en tanto órgano rector en la labor de diseño y formulación de las políticas públicas en contra de este flagelo”. “En ese sentido, una atención integral, que busque contrarrestar este flagelo, debe considerar la interacción entre el órgano encargado de regir la política de Estado contra la criminalidad y la entidad responsable de fomentar y lograr la equidad de género”,
A continuación el texto íntegro de la Finjus
Finjus llama a alcanzar mayores consensos en el Estado y la sociedad en proyecto de ley sobre violencia contra la mujer
La Fundación Institucionalidad y Justicia, Inc. (FINJUS) considera que el Proyecto de Ley que crea el Sistema de Apoyo Integral para la Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia Contra las Mujeres requiere de un mayor consenso entre los actores oficiales y todos los sectores sociales vinculados, a fin de que su versión final tenga una mayor profundidad y especificidad para alcanzar la eficiencia y eficacia necesarias en la lucha contra este grave flagelo.
Es cada día más claro que el Estado dominicano ha mostrado, en los últimos años, una gran incapacidad para contener, prevenir y minimizar los daños que provoca la violencia de género en toda la sociedad. Los niveles que ha alcanzado, tanto en víctimas mortales como en el daño agudo a las familias, especialmente a los niños, niñas y adolescentes, y el impacto negativo que este fenómeno tiene en todas las áreas sociales, ameritan que el Estado asuma el compromiso de diseñar, ejecutar y sostener políticas públicas exitosas, que respondan adecuadamente a nuestra realidad y que enfoquen el problema desde una perspectiva integral, con responsabilidad y con los recursos suficientes.
La mayoría de las políticas públicas que han sido implementadas en esta temática en el país en los últimos años han mostrado graves insuficiencias en el conocimiento apropiado de los operadores de sistema sobre la magnitud del problema y las causas que lo generan. Han mostrado asimismo la falta de personal especializado para la atención de las víctimas, la falta de coordinación interinstitucional en el logro de las metas y objetivos y finalmente en la dispersión de los sistemas de registro, monitoreo y seguimiento de casos y lo peor, de los enfoques en que ha sido abordada la problemática.
En ese sentido, desde FINJUS consideramos que este es el momento en el que las políticas a aplicar para enfrentar la violencia de género han de ser transversales y verdaderamente eficaces. Para ello, un proyecto de ley que aborde integralmente esta materia, puede significar un importante paso de avance; lo cual sumado a la creación de las capacidades operativas concretas por parte de los poderes públicos, podría traducirse en resultados positivos y distintos a los obtenidos a lo largo de la historia reciente.
El Proyecto de Ley que crea el Sistema de Apoyo Integral para la Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia Contra las Mujeres, representa una iniciativa loable de cara a la gravísima problemática que constituye el auge de la comisión de este delito. En el contenido del proyecto se reflejan presupuestos interesantes como la colaboración interinstitucional, el manejo de datos estadísticos concretos y la articulación y coordinación de políticas sectoriales en el seno de las distintas instancias de los poderes públicos y el Estado a través de un sistema integral que planifique en base a ejes transversales.
Sin embargo, esta iniciativa de ley ha encontrado cierta reticencia por las competencias que atribuye, pues otorga a la Procuraduría General de la República una suerte de dirección de las acciones de prevención de estos delitos puntuales. Con relación a ello, el Ministerio de la Mujer considera que dicha dirección ha de ser asumida por ese organismo y no por un organismo de persecución de la criminalidad.
En cuanto a las divergencias planteadas, es preciso puntualizar que la violencia de género debe afrontarse desde una perspectiva dual; en primer orden, la idea de un potencial hecho punible, y, por otro lado, como el resultado de patrones socio-culturales que responden a conductas normalizadas históricamente en sociedades como la nuestra. En ese sentido, una atención integral, que busque contrarrestar este flagelo, debe considerar la interacción entre el órgano encargado de regir la política de Estado contra la criminalidad y la entidad responsable de fomentar y lograr la equidad de género.
El artículo 169 de nuestra Ley Sustantiva establece que “El Ministerio Público es el órgano del sistema de justicia responsable de la formulación e implementación de la política del Estado contra la criminalidad, dirige la investigación penal y ejerce la acción pública en representación de la sociedad República Dominicana. Constitución Política. Artículo 169. Subrayado nuestro.”. De igual manera, la Ley No. 86-99, que crea la Secretaría de Estado de la Mujer (hoy Ministerio), establece en su artículo 1, que este organismo es “responsable de establecer las normas y coordinar la ejecución de políticas, planes y programas a nivel sectorial, interministerial y con la sociedad civil, dirigidos a lograr la equidad de género y el pleno ejercicio de la ciudadanía por parte de las mujeres Ley de Creación de la Secretaría de Estado de la Mujer No. 86-99. Artículo 1..”
De ambas disposiciones puede colegirse que el Ministerio Público define políticas contra la criminalidad, lo cual contiene el delito de violencia de género; mientras que el Ministerio de la Mujer coordina la ejecución de políticas y planes dirigidos a lograr la equidad de género y que la mujer pueda ejercer sus derechos ciudadanos a plenitud.
La Ley No. 133-11 Orgánica del Ministerio Público, establece en su artículo 7 el alcance y las especificidades de la formulación de la elaboración de la política criminal por parte del Ministerio Público al indicar que “(...) es el órgano responsable de la formulación e implementación de la política del Estado contra la criminalidad, que está dirigida a prevenir, controlar, gestionar y perseguir los hechos punibles Ley Orgánica del Ministerio Público No. 133-11. Artículo 7. Subrayado y resaltado nuestro.” y que “(...) para garantizar su eficacia y vinculación, las políticas preventivas y de control serán articuladas bajo la responsabilidad directa del Procurador General de la República en colaboración con los otros órganos e instituciones que corresponda.
De ahí que pudiese entenderse que corresponde expresamente a la Procuraduría General de la República la función de elaborar las políticas contra la criminalidad y de articular las políticas de prevención y control que comprende con la colaboración de otros organismos involucrados en estos fenómenos.
Ahora bien, más allá de definir competencias absolutas respecto a este tema que, de entrada, obliga a la cooperación de todas las instancias del Estado a la ejecución de una planificación que surja homogeneizada tanto desde la Procuraduría como del Ministerio de la Mujer, conviene revisar la iniciativa legislativa en cuanto a la factibilidad y eficacia de la centralización que pareciera ser atribuida al Ministerio Público en tanto órgano rector en la labor de diseño y formulación de las políticas públicas en contra de este flagelo.
Es menester considerar que uno de los mayores problemas del modelo de centralización de competencias en la elaboración estratégica de iniciativas legislativas y políticas públicas, se encuentra al momento de su formulación, ya que la misma centralización no permite una debida coordinación efectiva con los distintos actores. Es por ello que entendemos que se debe apostar a la instalación de un modelo con responsabilidades articuladas que no hagan las instancias incumbentes dependientes de la voz de un órgano que, hasta por su misma naturaleza, no puede conocer las particularidades sectoriales de las demás entidades.
La distribución de funciones con una buena coordinación interinstitucional permite una mayor eficiencia a cada una de los actores, los cuales tendrán objetivos precisos y mecanismos apropiados para que cada órgano cumpla con su función, a fin de cuentas la vinculación y coordinación transversal entre órganos del Estado, resulta fundamental para lograr una eficacia mayor en la ejecución de las políticas de que se trate.
Reiteramos que, en la violencia de género inciden factores culturales, sociológicos, históricos y sociales, que rodean el contenido meramente jurídico que pudiera hacerse al respecto; a modo de ilustración, resultaría engorroso atribuir al órgano persecutor de la criminalidad el diseño de políticas especializadas para la atención de violencia de género desde las unidades de atención sanitaria. Diferente fuera que desde salud pública se diseñe un plan y/o políticas enfocadas a ese sector que sean discutidas en la mesa de trabajo del sistema de apoyo donde de manera genérica podrán valorarse los ejes transversales de prevención del crimen y de equidad de género.
La labor del Ministerio Público, dentro de ese sistema de apoyo, debe enfocarse en lograr una coordinación para aplicar las políticas correspondientes a la prevención del delito, fomentando que los demás ministerios y/o entidades asuman responsablemente lineamientos que permitan combatir las causales de la violencia contra la mujer. Entendiendo que, en materia de manejo de la criminalidad, son los encargados de indicar las estrategias que correspondan.
De su lado, el Ministerio de la Mujer, como entidad que busca lograr la equidad de género, debe estar inmersa en todas las iniciativas que afecten directa o indirectamente a las mujeres y sus familias; su rol debe materializarse desde la procura de hacer reconocer y visibilizar la transversalidad del tema de género en todas las políticas públicas del país a ser ejecutadas por los distintos ministerios e instancias gubernamentales.
En definitiva, el Estado reconoce que todo acto de violencia y discriminación contra las mujeres tiene que ser enfrentado de manera integral y multidimensional, facilitando que las mujeres se conviertan, a través de los órganos e instituciones oficiales y privados, en parte de las iniciativas que diseñen y ejecuten propuestas de soluciones a estos males.
Al haber explicado los aspectos jurídicos, sin dejar de lado la factibilidad del asunto, desde FINJUS expresamos nuestro deseo de que este proyecto legislativo recorra el camino del consenso social y, más allá de su marco formal, puedan definirse los detalles sustantivos que hacen de las normas un instrumento de operativización de políticas integrales. De este modo, podrán generarse los apoyos y la legitimidad que puedan dar al país una respuesta conjunta e institucional frente a esta grave problemática que preocupa enormemente a toda la población dominicana.
Finalmente, consideramos que como en toda sociedad democrática, es necesario que una ley de esa naturaleza sea producto del conocimiento amplio de todos los sectores involucrados, de forma que las mejores iniciativas y propuestas sean debatidas y adoptadas por los órganos correspondientes, en el marco de nuestro ordenamiento jurídico.
Solo así podremos convertir las leyes, políticas públicas y propuestas ciudadanas en herramientas de cambio en todas las áreas que lo requieren, pero de manera muy especial en el campo de la Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia Contra las Mujeres donde el Estado dominicano ha mostrado graves dificultades, debilidades y deficiencias. La sociedad dominicana desea que en este caso específico y en otros similares, reine la coordinación interinstitucional e intersectorial y que en los diferentes órganos del ámbito estatal predomine la inteligencia y el diálogo para articular sus respectivas competencias en una causa tan imperiosa como la erradicación de la violencia contra la mujer.

Joaquín Balaguer fue una de las figuras políticas y literarias de la República Dominicana

                             

Noticias