noticia principal

                                                                 

Efemérides

54Grado.com : Hoy es domingo 2 de octubre del 2022. Faltan 90 días para el año 2023. Temperatura: 29ºC y 31ºC y la mínima entre 20ºC y 22ºC. :.... Efemérides Nacionales: 1794. Tropas españolas evacuan la población fronteriza de Borgué, al no poder resistir el ataque de las fuerzas francesas. 1848. Buenaventura Báez y Juan Esteban Aybar obtienen la promesa de España de que reconocerá la independencia de la República Dominicana. 1916. Los marines invasores norteamericanos inician el desarme de la población civil dominicana. 1922. El patriota Gregorio Urbano Gilbert es sorpresivamente puesto en libertad, luego de ser condenado a morir colgado y el presidente Woodrow Wilson cambiar la sentencia a prisión perpetua, por matar un oficial de la fuerza militar interventora de Estados Unidos. 1952. Es asesinado en Nueva York el escritor y periodista antitrujillista Andrés Requena, crimen atribuido a Félix W. Bernardino Evangelista, por orden del dictador Rafael Trujillo. 1958. El embajador dominicano en Cuba, Porfirio Rubirosa, informa al gobierno, a través de la Cancillería, que el 27 de septiembre último visitó su despacho el ciudadano José Tiberio Castellanos Vargas y el Partido Movimiento Popular Dominicano (MPD) para manifestarle el interés de regresar a su patria. 1961. El presidente Joaquín Balaguer pronuncia un discurso ante la Asamblea General de al ONU, en el que critica la dictadura trujillista, la oposición política, a Cuba y Fidel Castro. 1995. El Partido Reformista Social Cristiano realiza su convención ordinaria escogiendo a Jacinto Peynado como su candidato presidencial. 1999. El presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, firma la Iniciativa de la Cuenca del Caribe, la que se espera genera más de 60,000 empleos en la República Dominicana 2009. Tropas élites de las Fuerzas Armadas irrumpieron violentamente en horas de la madrugada en la sede del Ministerio de Salud Pública para sacar a seis médicos que se encontraban en huelga de hambre. 2013. La empresa minera Falconbridge, anuncia el cierre de sus operaciones en Bonao, poniendo como justificación perdidos oscilante de US$15 a 17 millones. 2015. La Junta Central Electoral (JCE) aprueba el reglamento para el voto por primera vez en el país de los presos preventivos, y la elección de cinco diputados nacionales por acumulación de votos. 2021. El ministro de Defensa de Colombia anuncia que el gobierno de su país dará todo su apoyo a la República Dominicana para fortalecer el proceso de reforma, transformación y profesionalización de la Policía Nacional, para convertirla en una entidad modelo, cercana a la ciudadanía y acorde a los nuevos tiempos. Internacionales: 52 a. C.: En la batalla de Alesia, las tropas sitiadoras de Julio César reciben un masivo ataque galo interno y externo. El sorprendente triunfo de los romanos ocasionó al día siguiente la rendición de Vercingétorix. 1187. Saladino conquista Jerusalén aunque prohíbe la destrucción de los Santos Lugares. 1492. Martín Alonso ve tierra por segunda vez, hacia el Norte, y quiere acercarse a explorar, pero Cristóbal Colón no lo permite. Esas islas podían ser las Caicos, del archipiélago de las Lucayas. 1552. Iván IV el Terrible de Rusia somete a los tártaros de Kazán y asesina a todos sus habitantes. 1824. Guadalupe Victoria fue declarado primer Presidente de los Estados Unidos Mexicanos para el período 1825 -1829. 1869. nace Mohandas K. Gandhi, el Mahatma (Alma grande). 1928. El sacerdote español Josemaría Escribá de Balaguer funda el Opus Dei, cuya primera denominación fue Obra de Dios. 1836. Se inicia en Texas la declara de guerra por su independencia de México influenciada por los colonos norteamericanos liderados por San Houston. 1953. En Chicago, Illinois, Patrick Colletta, de 14 años, muere al recibir un disparo de pistola que le infiere a su pedido su amigo Bernice Turner, de la misma edad, al que dice se trataba de un juego. 1958. La República de Guinea logra su independencia. 1968. En México se produce la matanza en la Plaza de las Tres Culturas, provocando la muerte de miles de estudiantes 1975. Tropas militares abren fuego sobre la multitud de estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), provocando decenas de muertos. 1989. En Colombia es asesinado monseñor Jesús Emilio Jaramillo Monsalve, acción atribuida al Ejército de Liberación Nacional. 1990. 127 personas mueren cuando un Boeing 737 de la compañía china CAAC, secuestrado en un vuelo interno en China, explota a causa de una bomba cuando aterrizaba en el aeropuerto de la ciudad de Cantón, chocando contra otros dos aviones. 1999. Tropas rusas entran en Chechenia. 2005. El presidente de Venezuela, Hugo Rafael Chávez, asegura que su país tiene “una fuerte carta petrolera” con la que va a “jugar” contra Estados Unidos, la que también usará para lograr la postergada integración sudamericana. 2006. En Nickel Mines, Pensilvania, un camionero le dispara a 11 niñas en una escuela, matando a cinco y luego se suicida. 2007. El presidente surcoreano Roh Moo-hyun cruza la zona desmilitarizada en su segundo intento de reunirse con el líder norcoreano Kim Jong Il. 2010. El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, retoma sus tareas de gobierno, mientras se inician acciones judiciales contra tres coroneles acusados de tentativa de asesinato durante una sublevación policial ocurrida dos días antes. 2013. Un juez anula el primer matrimonio entre parejas del mismo sexo celebrado en Colombia, de cuya acción fue señalado el Procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez. 2014. El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama pide al mundo musulmán en un discurso incisivo ante la ONU, “embarcarse en la tarea generacional de enfrentar el “cáncer del extremismo violento”. 2015. La máxima corte de justicia de Brasil autoriza la Policía Federal a convocar para un interrogatorio al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, en la calidad de testigo, en el caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras. 2019. El primer ministro peruano Vicente Zeballos, anuncia que el presidente Martín Vizcarra gobernará hasta el 28 de julio de 2021 y no renunciará al cargo como solicitó la oposición, dos días después de que el mandatario disolviera el Parlamento en medio de la mayor crisis política de Perú en más de 25 años. - La “guerra” entre la Casa Blanca y el Congreso se caldea con las acusaciones del presidente estadounidense Donald Trump, de que los demócratas buscan un “golpe” contra su Gobierno con la apertura de un juicio político, que califica como “un delito fraudulento contra el pueblo de EE.UU”. 2020. La Fiscalía chilena solicita prisión preventiva contra el carabinero Sebastián Zamora Soto, acusado de homicidio frustrado, al empujar a un adolescente de 16 años al río Mapocho desde puente Pío Nono, durante una de las manifestaciones que se desarrollan en la capital del país, Santiago. .

mausan y noticia en vivo

Las Calientes Nacionales

Buscar este blog



                     


 

sábado, 11 de septiembre de 2021

La prisión de Guantánamo, un legado por resolver del 11-S

AP
Cuba

El presidente Joe Biden dio vuelta a la página de uno de los legados del 11 de septiembre de 2001 al poner fin a la guerra en Afganistán, pero todavía tiene que hacer mucho con otro: el centro de detención de Guantánamo.

La Casa Blanca afirma que tiene la intención de cerrar la prisión de la base estadounidense en Cuba, inaugurada en enero de 2002 y en la que la mayoría de los 39 hombres que siguen detenidos no han sido acusados de delito alguno. No está claro cómo ni cuándo el gobierno llevará a cabo ese plan, aunque las primeras medidas para liberar a un prisionero y colocar a otros cinco en una lista de elegibles para ser liberados han generado optimismo entre algunos que desean que cierre, incluidos los prisioneros.

“El hecho de que Biden esté al menos diciendo las cosas correctas, ha dado esperanza a la gente”, dijo Clive Stafford Smith, un abogado que recientemente hizo su 40mo viaje a Guantánamo, para ver a los prisioneros que no había podido visitar desde el comienzo de la pandemia. “La esperanza es peligrosa porque se aplasta fácilmente. Pero al mismo tiempo, al menos, tienen esperanza, y eso es bueno”.

Al igual que con Afganistán, Biden se enfrenta a una tarea compleja para cerrar Guantánamo. Se trata de una promesa que el presidente Barack Obama hizo, y que luego no cumplió. El cierre se abandonó por completo bajo el mandato del presidente Donald Trump, que prometió una vez “cargarla con algunos tipos malos”, pero que en su mayor parte se limitó a ignorar el lugar.

El reto ahora, como entonces, sigue siendo: ¿Qué debe hacer el gobierno de Estados Unidos con algunos de los hombres de Guantánamo, incluyendo unas dos docenas que no está dispuesto a liberar?

Entre ellos se encuentra Khalid Shaikh Mohammad, que en su momento fue una figura de renombre en Al Qaeda y quien es considerado el arquitecto de los atentados del 11-S. Se enfrenta a un juicio ante una comisión militar con cuatro coacusados que -en medio de problemas jurídicos y logísticos, cuestiones de personal y la pandemia- se ha empantanado durante más de 9 años en la fase previa al juicio en una sala de alta seguridad construida especialmente para ello. No se vislumbra cuándo habrá de comenzar.

Mohammad y sus coacusados acudieron al tribunal esta semana por primera vez desde el inicio de la pandemia para una audiencia sobre la calificación de un nuevo juez, el coronel de la Fuerza Aérea Matthew McCall, para presidir el caso. Fue la 42da sesión de audiencias previas al juicio desde que se instruyeron los cargos en mayo de 2012.

Con el paso del tiempo llegan nuevos problemas. El preso de más edad, un paquistaní que recibió autorización para ser liberado en mayo pero que continúa en Guantánamo, tiene 74 años y padece una enfermedad cardíaca y otras dolencias. Varios otros hombres tienen también importantes problemas de salud física y mental que tendrán que ser tratados si la detención “indefinida” se prolonga mucho más. Desde que se abrió Guantánamo han muerto nueve presos: dos por causas naturales y siete en aparentes suicidios.

“La gente está cada vez más vieja, más enferma, más desesperada”, dijo Pardiss Kebriaei, un abogado del Centro de Derechos Constitucionales que representa a un prisionero yemení que recientemente recibió permiso para ser liberado pero que sigue detenido.

No es sorprendente, en realidad, que nadie haya hecho planes a largo plazo para el centro de detención. Fue un proyecto improvisado desde el principio.

Tras la invasión a Afganistán en respuesta a los atentados del 11-S, Estados Unidos quería un lugar para detener a los cientos de prisioneros de docenas de países que fueron capturados por las fuerzas estadounidenses, muchos de los cuales fueron entregados, como se supo más tarde, a cambio de recompensas, independientemente de que tuvieran una conexión con Al Qaeda o los talibanes.

El gobierno del entonces presidente George W. Bush declaró que eran “lo peor de lo peor”, y afirmó que podía retener a los hombres en el extranjero, sin cargos, como combatientes enemigos ilegales, sin derecho a la protección dada a los prisioneros de guerra, en el puesto de la Marina en la escarpada costa sureste de Cuba.

Una foto publicada por el Pentágono mostraba a los primeros detenidos, vestidos con overoles naranjas y arrodillados en jaulas al aire libre bajo el sol tropical. Pretendía mostrar que “estamos haciendo lo que tenemos que hacer” en un mensaje desafiante al mundo, dijo Karen Greenberg, directora del Centro de Seguridad Nacional de la Facultad de Derecho de Fordham.

“Se arrepintieron de esa decisión muy pronto, en cuestión de días, si no de semanas”, dijo Greenberg, autora de “The Least Worst Place: Guantanamo’s First 100 Days” (El menos peor de los lugares: Los primeros 100 días de Guantánamo).

A medida que surgían informes sobre el trato brutal, Guantánamo se convirtió en una fuente de indignación internacional, socavando la simpatía y el apoyo que Estados Unidos atrajo tras los atentados del 11-S.

Estados Unidos acabaría teniendo a 779 prisioneros en Guantánamo y gastaría cientos de millones en la construcción y el funcionamiento de lo que hoy se parece más o menos a una pequeña prisión estatal, rodeada de alambre de púas y puestos de vigilancia a orillas del resplandeciente mar Caribe.

Bush dejó salir a 532 presos. Obama liberó a 197. Trump liberó a un solo detenido: un saudí que regresó a su patria tras llegar a un acuerdo en las comisiones militares.

Pocos de los detenidos pudieron ser acusados de un delito porque no se recogieron pruebas cuando fueron capturados, o no había ninguna, o estaban contaminadas más allá de su uso cuando los detenidos fueron sometidos a lo que la CIA llamó eufemísticamente “interrogatorio mejorado”. De los que quedan, 10 aguardan juicio ante una comisión militar, y todos están todavía en la fase de instrucción.

A lo largo de los años, la población se ha ido reduciendo a medida que Estados Unidos decide que algunos hombres ya no representan una amenaza y no vale la pena tenerlos detenidos con impugnaciones legales como telón de fondo. En ocasiones, la prisión se ha visto sacudida por huelgas de hambre y enfrentamientos entre prisioneros y guardias, provocados en gran medida por la frustración de estar retenidos indefinidamente sin cargos en virtud de lo que Estados Unidos afirma que es su derecho según las leyes internacionales de la guerra.

Ahora la prisión de Guantánamo es más pequeña y tranquila. Pero Stafford Smith, fundador de la organización de derechos humanos Reprieve, dice que sigue siendo opresiva. “No son tanto las condiciones físicas, sino las psicológicas”, dijo. “Que te digan que eres libre de irte pero que nunca puedas salir, eso psicológicamente es inmensamente dañino para la gente”.

Obama, que emitió una orden ejecutiva poco después de tomar posesión del cargo en la que se ordenaba el cierre de Guantánamo en el plazo de un año, se topó con la oposición política cuando su gobierno anunció que trasladaría los juicios militares a los tribunales federales. El Congreso acabó añadiendo a la ley de autorización anual del Pentágono un texto que prohibía al gobierno trasladar a los presos de Guantánamo a Estados Unidos por cualquier motivo.

En una señal de que los vientos políticos podrían estar cambiando, el Congreso eliminó recientemente la prohibición de trasladar a los prisioneros de Guantánamo de la autorización del Pentágono, y eliminó la financiación del centro de detención del presupuesto del próximo año. Queda por ver si esto cambiará, sobre todo después de que varios exprisioneros, liberados tanto bajo el mandato de Bush como de Obama, se convirtieran en líderes talibanes en Afganistán.

El gobierno de Biden, que no respondió a las solicitudes de comentarios para este artículo, no ha dicho mucho sobre sus planes.

“No tengo un calendario para ustedes”, dijo la secretaria de prensa Jen Psaki a los periodistas cuando se le preguntó en julio sobre el cierre de Guantánamo. “Como saben, hay un proceso. Hay diferentes etapas en el proceso. Pero ese sigue siendo nuestro objetivo, y estamos considerando todas las vías disponibles para transferir responsablemente a los detenidos y, por supuesto, cerrar Guantánamo.”

Los que apoyan el cierre se sienten alentados por el hecho de que el nuevo gobierno haya reactivado un proceso de junta de revisión y haya autorizado la liberación de cinco de los presos (ninguno fue autorizado bajo Trump). Pero les preocupa que el equipo de Biden aún no haya nombrado a nadie en el Departamento de Estado para que lidere un esfuerzo por conseguir acuerdos con otros países para el reasentamiento de los prisioneros, como se hacía bajo el mandato de Obama.

Muchos sostienen que la solución más sencilla sería trasladar los casos de los 10 detenidos que están siendo juzgados por una comisión militar a un tribunal federal en Estados Unidos y encontrar una forma de transferir o liberar al resto. Kebriaei, el abogado cuyo cliente yemení está a la espera de ser liberado, dijo que el gobierno sólo tiene que concentrarse en el asunto.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Noticias54

                             

Noticias